Ciudad vacía, casetas llenas

1
51
Foto Victoria Acevedo

POR Guadalupe de la Cruz

Con la salida de habitantes mexiquense hacia los diferentes destinos turísticos, la contaminación también se va con ellos, pues por ende disminuye la circulación de vehículos automotores, los que generan en gran parte la contaminación del Valle de México y Valle de Toluca.

Se puede apreciar en las diferentes casetas que conectan a las zonas de playas o descanso por excelencia, que por cada siete carros que salen entran dos, saturando así las mismas, quienes desean descansar durante los próximos días santos.

La capital mexiquense se queda prácticamente desierta en esta Semana Santa y con ello, se beneficia en gran manera el medio ambiente, pues la contaminación bajara y permitirá a quienes se quedan -por cuestiones de trabajo-, puedan realizar actividad aire libre.

Las autoridades policiacas encargadas de brindar auxilio a los vacacionistas que se desplazan por las diferentes salidas del Estado de México, precisan que afortunadamente no se han presentado incidentes mayores, sólo cuestionamientos básicos y ayuda mecánica, por lo que esperan que dicha situación siga así y no se presenten accidentes que lamentar.