Deben autoridades vigilar precios de canasta básica, pide central obrera

0
72

REDACCIÒN 

La Confederación de Trabajadores de México (CTM) solicitó a las autoridades federales, estatales y municipales un programa de vigilancia para evitar que los comerciantes eleven los precios de la canasta básica, bajo el pretexto del alza en los salarios.

José Luis Carazo, representante de la central obrera ante la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), afirmó que es necesario que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) esté al pendiente de cualquier denuncia y se sancione de inmediato a los negocios que reetiqueten los productos.

En entrevista, consideró que se debe proteger el poder de compra del salario y no permitir que se anule con un eventual aumento en precios en la llamada “cuesta de enero”.

El secretario de Trabajo del Comité Ejecutivo Nacional de la CTM afirmó que para esta central el incremento a los salarios mínimos representa una oportunidad para incentivar el mercado interno.

Por ello, abundó, se ha solicitado a las autoridades federales y estatales una mayor vigilancia sobre los precios, o esta política de recuperación salarial anunciada por el gobierno federal no funcionará si los comerciantes “hacen de las suyas”.

En otro tema, informó que el pago del aguinaldo por parte de las empresas se ha cumplido como establece la ley, y los trabajadores lo recibieron en la mayoría de los casos a través de depósitos bancarios.

Sin embargo, aclaró que si algún trabajador todavía no ha recibido esa prestación debe acudir ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) para que lo asesore y se obligue al patrón a cubrir ese pago o, en su caso, acuda a su organización sindical para denunciar esta irregularidad.

Carazo Preciado recalcó que hoy es el último día que tienen las empresas para pagar este derecho,  como estipula la Ley Federal del Trabajo.

Comentó que según una encuesta del sector obrero esta prestación social es utilizada principalmente para cubrir deudas, comprar ropa, gastos en fiestas de fin de año, regalos y una menor parte para vacaciones y pago de impuestos.