Le canta a la muerte en tiempos de COVID-19

0
141

POR: MARLENE SOLANO

Frente a las puertas del panteón municipal de Toluca camino a San Felipe Tlalmimilolpan, desde hace ya varios años, Antonio Salinas junto con su guitarra que lo acompaña por todas partes, y ahora le canta a la muerte en tiempos del COVID-19, que además de arrebatar vidas, a él le ha quitado los ingresos familiares.

Le canta a la muerte en tiempos de COVID-19 - Ago 24, 2020


Su historia, es una de tantas que diferentes personas realizan para llevar el sustento a su hogar, aunque unos lo hacen en los camiones, otros en cocinas económicas, Don Antonio lo hace en los panteones municipales para así acompañar el dolor de los familiares a la hora de sepultar a sus difuntos.
“Yo me acerco a la familia y pido permiso para poder cantar a sus seres queridos y acompañarlos a darles el último adiós, así me ayudan a mi con unas monedas” narró.
Y aunque no a muchos les gusta la idea de que Don Antonio se acerque con algunos de sus cantos, pues con el dolor que la familia tiene, que para ellos en ese momento les resulta aún más triste con ese tipo de canciones.

Le canta a la muerte en tiempos de COVID-19 - Ago 24, 2020


Él no se desanima ante lo que realiza, pues dice que ha sus 52 años, no le queda de otra más que seguir haciendo su trabajo, pues su familia depende del sustento que lleva para poder brindar los alimentos de su hogar.
En diferentes camposantos le permiten entrar y acompañar a la gente, él así logra obtener más ingresos, sin embargo, no en todos se lo permiten.

Le canta a la muerte en tiempos de COVID-19 - Ago 24, 2020


Don Antonio, al no tener acceso dentro del panteón, se queda cantando a las fueras de este y caminando por los alrededores entre coches y personas que se quedan fuera, y que lo escuchan de manera involuntaria, pero de igual forma, le colaboran con algunas monedas.
“Recuerdo que antes había más sepulcros que ahora con la contingencia, en ocasiones solo hay uno al día y en otras llega haber hasta cuatro, el trabajo ha bajado mucho a pesar de lo que se está viviendo” señaló.
Con la pandemia del virus del COVID-19 que está pasando actualmente, a él le ha afectado aún más en la economía, pues dice que las visitas al panteón disminuyeron, pues la mayoría ahora sólo lleva a sus difuntos a los crematorios y muy pocos a enterrarlos.
“Ya cuando la gente me ubica, solitos me pide que les cante algunas alabanzas para su familiar y pues así ya es una gran ayuda económica para mí porque es algo un poco más seguro” añadió.
Para Don Antonio, está situación le ha afectado más de lo normal, pero él no baja la guardia y continúa haciendo lo que más le gusta a lado de su entrañable amiga de madera y cuerdas musicales quien es la única compañía que tiene en el día, para así animar un poco a las familias a pesar del dolor que tienen en ese momento.
El Estado de México ya rebasó las 9 mil defunciones por COVID-19, mientras que en Toluca son 662.