Edith González celebrará cumpleaños

1
96

* En grabación de “Eva la Trailera”

    México.- La actriz mexicana de teatro, cine y televisión, Edith González, quien incursionó en los espectáculos desde niña y ha destacado en melodramas como “Corazón salvaje” y “La jaula de oro”, celebrará este jueves su cumpleaños 51, en plena grabación de la telenovela “Eva la Trailera”, en Miami, Estados Unidos.

    La actriz, quien con esa telenovela regresa a la cadena Telemundo para dar vida a “Eva Soler”, comparte créditos con Jorge Luis Pila, que interpretará a “Armando Montes”; y Arap Bethke, que encarnará a “Pablo Contreras”, un detective de grandes valores éticos, dirigidos por Leonardo Galavís.

    También figuran en el reparto Erika de la Rosa, Vanessa Bauche, Paloma Márquez, Mónica Sánchez Navarro, Karen Sentíes, Henry Zakka, Javier Díaz Dueñas y Roberto Mateos, entre otros.

    “Eva Soler”, mujer que desde joven se ha ganado la vida manejando camiones, es esposa de “Armando Montes”, un hombre egocéntrico de naturaleza violenta, cuyo rival de amores es “Pablo Contreras”.

    Se prevé que el estreno del melodrama, basado en la película de “Lola La Trailera”, ocurra en el primer trimestre de 2016.

    En mayo pasado la actriz se integró al reparto de la puesta en escena “Made in México”, en ese momento conformado por Rafael Inclán, Juan Ferrara y Socorro Bonilla. A pesar que se había anunciado que González se despediría de la obra con dos funciones en Lima, Perú el 4 y 5 de diciembre pasado, las presentaciones en ese país sudamericano se cancelaron porque la actriz no obtuvo de Telemundo, la actual televisora para la que graba “Eva La Trailera”, el permiso para viajar.

    Ante el hecho, el Auditorio del Pentagonito de Lima tuvo que cancelar definitivamente las presentaciones, debido a la carencia de fechas disponibles para reprogramarla.

    Edith González Fuentes nació el 10 de diciembre de 1964. Es hija del contador Efraín González y de Ofelia Fuentes. Su incursión en el medio de los espectáculos fue por casualidad, en su niñez, sin embargo, ya tenía la vocación por el arte, por lo que protagonizaba las obras teatrales que se presentaban en las escuelas que estuvo.
    A los cinco años, su madre la llevó a presenciar el programa de televisión “Siempre en domingo”, en el que los ojos del director Antulio Jiménez Pons se posaron en ella.

    Era la niña que estaba buscando para su programa: “Rubia, con los ojos azules y una luz angelical en el rostro”. Por esta razón le hicieron unas pruebas y pronto comenzó a grabar la telenovela “Cosa juzgada” (1970), con Rafael Baledón y Martha Roth.

    Tras esa experiencia, su infancia quedó ligada al mundo de los espectáculos, trabajó en películas, telenovelas y programas infantiles, pero nunca perdió su afición por los juegos de niños. Aunque también acariciaba la idea de convertirse en maestra o monja.

    Alternó sus estudios primarios con su trabajo en teleseries como “Los miserables”, “La maldición de la blonda”, “El edificio de enfrente”, “La fiera”, “Pacto de amor” y “Mañana será otro día”.

    Asimismo, intervino en las películas “El rey de los gorilas” (1976) y “Ciclón” (1978), además de las obras de teatro “Ricitos de oro” y “Hansel y Gretel”. Aún no cumplía los 14 años cuando empezó a ser reconocida en México y en el extranjero, gracias a su participación en la telenovela “Los ricos también lloran” (1979). En ese contexto, mientras estudiaba en un colegio de monjas, apareció en la portada de una fotonovela vestida con el uniforme del colegio, por lo que fue expulsada y vio truncados sus estudios.

    A partir de entonces, Edith González decidió dedicarse de tiempo completo a su carrera artística y empezó a viajar para mejorar su formación, por lo que realizó estudios en Londres, Nueva York y París, entre otros lugares donde además de aprender inglés y francés, se capacitó en jazz, mímica, interpretación y ballet. En la década de los años 80 comenzó a aparecer de manera más regular en programas de televisión, obras de teatro y en el cine. Consiguió sus primeros papeles estelares en series como “Ambición” (1980) y “Bianca Vidal” (1985), una de sus favoritas. Sin embargo, cuando protagonizaba “Bianca Vidal” recibió el golpe más duro de su vida: la muerte de su padre, víctima de cáncer. No obstante, la familia se mantuvo unida y ella pudo salir adelante.

    A lo largo de su carrera, Edith González ha demostrado ser una actriz muy versátil, ya que siempre selecciona personajes diferentes en televisión, como la chica dulce y sensible de “Monte Calvario” (1988), la heroína noble y apasionada en “Corazón salvaje” (1993), y la sensual aventurera en “Salomé” (2001).

    En 1996 participó en las películas “Salón México” y de forma paralela colaboró en series pedagógicas para la instrucción primaria, de la Secretaría de Educación Pública, además de hacer diversos comerciales.

    A lo anterior le siguieron telenovelas como “La sombra del otro” (1996), “La jaula de oro” (1997) y “Nunca te olvidaré” (1999), pero fue con la obra musical “Aventurera” con la que le llegó la oportunidad de desarrollar nuevas facetas: el baile y el canto.

    En 2004 intervino en la telenovela “Mujer de madera”, la cual tuvo que abandonar a causa de su embarazo. El 17 de agosto de ese mismo año dio a luz a su primogénita, Constanza, en una clínica de la Ciudad de México.

    El 26 de mayo de 2005 regresó a la obra “Aventurera” con un éxito rotundo y fue llamada a participar, a partir del 14 de agosto de ese año, como jurado del “reality” musical “Bailando por un sueño” y posteriormente en “Los reyes de la pista”.

    A la par de su carrera como actriz, Edith González lanzó una fragancia, con la que aseguró exaltar sus raíces mexicanas y dar un toque de sensualidad a la mujer de cualquier edad.

    En 2006 participó en el melodrama “Mundo de fieras”, del productor Salvador Mejía, donde compartió créditos con el actor cubano César Évora y la venezolana Gaby Espino.

    En ese tiempo Edith González viajó a Bucarest para rodar varios episodios de la telenovela rumana “Inima de tigan” (Corazón de gitano), en la que interpretó un papel creado especialmente para ella. Esta fue la primera ocasión que una mexicana fue invitada especial de una producción rumana.

    Asimismo, trabajó en los melodramas “Palabra de mujer” (2007), “Doña Bárbara” (2008) -realizada en Colombia- y “Camaleones” (2009), su última participación en la empresa Televisa, antes del cambio de televisora.

    Para 2010 la actriz se incorporó al equipo de Azteca, y posteriormente apareció en la alfombra roja del “reality” de “La academia”, entre otros.

    A finales de 2011, la actriz se desempeñó como “Alma Durán” en la telenovela “Cielo rojo”, telenovela que protagonizó al lado de Mauricio Islas.

    En 2012, la actriz tuvo una participación especial en la serie televisiva “A corazón abierto”, el melodrama fue protagonizado por Sergio Basáñez e Iliana Fox.

    Al año siguiente, González fue condecorada como parte de “Supermamás 2013” debido a su compromiso social, reconocimiento que compartió con Alejandra Barros, la comediante Consuelo Duval, la ex modelo Celina del Villar y la conductora Olivia Peralta.

    Asimismo, González cautivó a la audiencia con su personaje de “Pula Duarte” en la telenovela “Vivir a destiempo” en la que también actuaron Humberto Zurita, Ramiro Fumazoni, Juan Manuel Bernal y Verónica Merchant, entre otros.

    En 2014, Edith vuelve a protagonizar telenovela al lado de Mauricio Islas, esta vez fue “Las Bravo”, en la que la actriz personificó a “Valentina Díaz-Llorente de Bravo”.

    Otros actores que participaron en ese melodrama producido por María del Carmen Marcos, son: Saúl Lisazo, Paulette Hernández, Carla Carrillo, Carolina Miranda, Héctor Arredondo, Lambda García, Pedro Sicard, Juan Vidal, Alberto Casanova y Eugenio Montessoro, por citar algunos.