A marchas forzadas trabajan restauradores de Niños Dios en Toluca

0
118
FOTO: Juan Hernández

A escasos tres días del Día de la Candelaria restauran estas efigies religiosas.

Por Alelhi Rodríguez

Con la mirada fija en la pieza de cerámica que tiene en sus manos, a la que da color con una mini compresora, Don Regino López Alpizar trabaja a marchas forzadas en la restauración de Niños Dios, a escasos tres días de la festividad del Día de la Candelaria.

Sin detener su trabajo, ante la demanda que registra su negocio, el originario de Toluca platicó de esta, una de las mejores temporadas para el oficio que predica.

“Por lo regular, para esta fecha ya tenemos carga de trabajo, los creyentes sienten que la celebración se aproxima y unos tres días antes del 2 de febrero es cuando más chamba tengo, gracias a Dios”.

Portando un mandil y con pintura en sus manos y brazos, que reflejan las jornadas de trabajo, López Alpizar, de aproximadamente 50 años, no detiene su labor. Desde las 8:00 a las 17:00 horas instala un puesto semifijo con una lona y estructura metálica. “Hasta ahorita he restaurado como unos 150 Niños Dios”.

A marchas forzadas trabajan restauradores de Niños Dios en Toluca - Ene 30, 2022
FOTO: Juan Hernández

Desde el 15 de enero comenzó a trabajar estas efigies religiosas de diversos materiales como resina, cerámica y madera; algunos un tanto complejos para tratar, como lo es la fibra de vidrio. “Vienen bien quebrados, hay veces que llegan sin dedos, manos, piernas, cabeza. Por ejemplo, este que me trajeron que no trae nada, aquí tengo que hacer lo mío”.

A cada figura invierte no solo tiempo, precisión, calidad y amor, también abona que profesa la religión católica y esto suma, dice, a que haga con más gusto su trabajo.

“Cobramos desde 30 hasta 300 pesos, dependiendo lo que hay que hacer, por ejemplo, eso va a depender de la medida; el de 300 es el Niño grande, ya si es un trabajo general, completo, casi es el costo de lo que vale un Niño Dios nuevo”.

En el estacionamiento del Parque Colosio, en la colonia Valle Verde, a un costado del Mercado Benito Juárez, es donde se ubica su fuente de ingresos y presta sus servicios con la intención de que el hijo de Jesús vaya con la mejor imagen a la celebración eucarística que realizan en distintos templos de la zona del Valle de Toluca.

“Siempre hemos trabajado, año con año. Antes de que quitaran la explanada del Mercado Juárez, ahí nos instalábamos todos, ya después las autoridades nos han mandado para un lado, para otro, hemos estado en varios lados, también en el Parque Zaragoza, pero aquí ya llevamos 3 años”, concluyó.