Ayuda a la baja

0
56
Con las pilas bajas… De la efervescencia por ayudar a la disminución drástica de apoyo en los centros de acopio para damnificados por el sismo. Esto es lo que se puede ver en las instalaciones de la Cruz Roja, de la ciudad de Toluca, donde la captura de víveres fue relativamente baja en comparación con los primeros tres días después del sismo. (Foto: Francisco Martínez)

Guillermo GUADARRAMA

*Esta semana que termina se presentó
una baja considerable en aportaciones
para damnificados del sismo: Cruz Roja.

Desde el pasado lunes, el centro de acopio de la Cruz Roja en Toluca ha visto una baja considerable, pues son contadas las personas que llegan a entregar despensas para los damnificados de los sismos efectuados en el mes de septiembre.
“No ha estado llegando nada, a partir del día lunes, nosotros ya observamos una baja considerable, lo que ahorita estamos haciendo es clasificar los productos que aún tenemos, considerando temas como la caducidad”, comentó Francisco Javier Rodríguez Abarca, coordinador estatal de socorros de la Cruz Roja.
Aseguró que lo recaudado hasta antes del lunes ya fue enviado a través de un análisis de necesidades para poder segmentar el destino de los productos donados por la sociedad.
De manera radical, las 148 toneladas de productos que fueron movidos a diferentes puntos afectados por los sismos, hoy prácticamente es una mesa con víveres.
Sin embargo, Rodríguez Abarca aseguró que afortunadamente la entrega de despensas ya no es tan necesaria, pues comenta que en estos momentos el apoyo a las comunidades afectadas ya se debe de efectuar de manera económica.
“Estamos entrando a la fase de recuperación, que es la reactivación económica, quiero pensar que es por eso que los productos han dejado de llegar, porque ahora la gente está donando dinero a través de nuestras cuentas bancarias”.
Explicó que esta fase tiene que ver con el apoyo a las pequeñas empresas que fueron afectadas, es decir, que ahora se manda el dinero directo a la comunidad para que estos comiencen a comprar productos en esa localidad para que los pequeños locales no pierdan sus ventas.
En tanto, la Cruz Roja continúa efectuando rondines para analizar las comunidades afectadas y ver en qué lugares aún se necesita apoyo de productos.
Finalmente, Rodríguez Abarca comentó que la Cruz Roja está abierta para recibir despensas durante todo el año, pues no únicamente en casos como los de los sismos pasados se requiere del apoyo de la sociedad.