Da clase magistral virtual de ballet, primera bailarina Agustina Galizzi

0
157

POR Pameli POPOCA

La secretaría de Cultura y Deporte del Estado de México continúa con las actividades del programa #CulturaEnUnClick y presentó mediante una transmisión en línea la clase magistral de ballet de la primera bailarina de la Compañía Nacional de Danza, Agustina Galizzi, quien impartió sus conocimientos y técnicas al público de la entidad.

Los espectadores, en especial los amantes de la danza, expresaron sus agradecimientos a Galizzi, quien a través de la plataforma de Instagram compartió en directo técnicas y ejercicios para principiantes y profesionales del ballet, ya que la clase y los conocimientos adquiridos les permitieron seguir perfeccionando su trabajo.

En el 2009, tras nueve años de ingresar a la Compañía Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Cultura (INBAL) le fue otorgado el grado de bailarina principal. Es egresada del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y perfeccionó su técnica con los maestros Mario Galizzi y Cristina Delmagro en su natal Buenos Aires, Argentina.

Adagio, Attitude, Balance, Demi Plié, Coupé, Developpé, Fondu, Jeté, Pas de Bourrée, Pirouette, Pas de Deux, Echappé y Piqué son algunos de los pasos que detalló durante la sesión. Ejemplificando con una apropiada selección de música para la clase, la maestra hizo importantes recomendaciones para lograr un desempeño ideal en cada una de las diferentes posiciones y pasos que integran el ballet.

Los aprendices pudieron apreciar la sucesión de movimientos lentos y elegantes que sirven para desarrollar estos ejercicios: una fuerza sostenida, sentido de línea y balance que permiten a las y los bailarines hacerlo con majestad y gracia. Lo que los espectadores agradecieron a través de los comentarios durante la transmisión.

Además de lograr el balance y fortalecer el empuje de los cuerpos, la primera bailarina hizo énfasis en la importancia de soltar los brazos y las piernas al momento de ejecutar la danza; en esta ocasión, acompañada de música de piano, practicó también el ballet con puntas y el adagio específico para que cada participante sintiera y pudiera identificar su peso.