De usurpadora a candidata

0
275
FOTO: Especial

 

A semana y media de las elecciones de alcaldes y diputados, el Distrito 23 de Lerma se ha convertido en un hervidero político, donde saltan más dudas que respuestas en torno a los candidatos y las candidatas que buscan la diputación federal.

Aunque no faltan los que fincan sus campañas en encuestas fabricadas y pagadas, y le siguen apostando a que la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador les va a salvar la votación, lo cierto es que entre el electorado cunde el hermetismo sobre la floja, casi invisible, campaña que ha realizado la candidata de Morena, Martha Azucena Camacho

Reynoso, quien es regidora con licencia del ayuntamiento de Tianguistenco.
¿O está muy confiada en que va a ganar o hay poderes oscuros que apuntalan su campaña?

No hay que olvidar que Camacho Reynoso y su pareja sentimental, el ex tesorero de Tianguistenco, Adrián Sánchez Corral, a punto estuvieron de colapsar al municipio con un complot fraguado en 2020, y cuya finalidad era apropiarse de los recursos públicos de los tianguistecanos.

Y es que aún no quedan claras varias cuentas pendientes de Martha Azucena con el erario municipal. Por ejemplo, es importante recordar que aún sin haber tomado posesión de la regiduría, el 17 de octubre del 2018 ella cobró a nombre del ayuntamiento un recibo por la cantidad de 100 mil pesos a un empresario feriero, a cambio del permiso de instalar sus juegos mecánicos en la Plaza Central del municipio.

Es decir, la hoy candidata usurpó funciones de un tesorero, y de la misma regiduría, sin estar en funciones edilicias, lo cual implica la comisión de un delito penal y administrativo.

Tal vez los electores del Distrito 23 desconocen el pasado inmediato de Camacho Reynoso, pero es importante recordar cómo ha sido su paso por la administración pública.

¡Imagínense qué no hará como diputada!