Denuncian ola de asaltos en la Colonia Del Parque

0
20
Foto: Gerardo Mendoza

Por Gerardo Mendoza

 

Toluca– Robos de lámparas, asaltos a mano armada en vía pública y hasta en casas habitación denunciaron habitantes de la Colonia del Parque en la capital mexiquense.

La delincuencia busca la manera de cometer los delitos, y aun cuando los domicilios están perfectamente cerrados, ni eso los detiene, puesto que fabrican llaves “especiales”.

“Aquí están las 24 horas, te sorprenden y cuando te das cuenta ya asaltaron al vecino y se robaron hasta las lámparas, saben actuar”, dijo don Luis.

Habitantes explicaron que hace un par de semanas, aproximadamente, dos sujetos de complexión mediana, de tez morena, que viajaban en un Tsuru blanco, ingresaron a un domicilio, donde amagaron a un joven y lo atacaron con armas blancas.

“Supieron que estaba solo, traían llaves especiales, se metieron a robar. El muchacho se defendió, pero casi lo matan, él se desmayó, luego desangrándose salió y nos pidió ayuda, ni una ambulancia y ni una patrulla llegaron, hasta que una vecina se lo llevó en su coche a la Cruz Roja”, narró una ama de casa.

Luego, una papelería también fue blanco de la delincuencia. Durante la noche un ladrón se introdujo para sustraer una computadora, una televisión y una impresora.

Cámaras de seguridad con que cuentan algunos vecinos grabaron el momento en que el sospechoso sale con los objetos de valor y huye, lleva puesta una sudadera blanca con capucha, pantalón de mezclilla y tenis negros.

Ambos robos sucedieron entre las calles Juan Andrew Almazán y Privada de Ignacio López Rayón.

En otro video se observa cómo dos sujetos toman fotografías a las chapas de las puertas.

Luego se marchan, recorren varias privadas; también en otro video se descubre a un sujeto en bicicleta, se detiene y manda al parecer mensajes por su teléfono móvil, cerca de donde se perpetraron los asaltos.

Así, los vecinos de la Colonia del Parque dejaron al descubierto que son blanco de los malhechores.

Las privadas lucen solas, y eso las hace más vulnerables para que los rateros actúen a cualquier hora.

“Eso de tomarle fotografías a las chapas de las casas es para que luego regresen, y no les importa si están o no los dueños, es para poder robar”, finalizó otro vecino.