IEEM, barril sin fondo

0
41
Foto Juan Hernández

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

Con la oposición de Morena que pide un plan de austeridad desde ahora, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) dio a conocer que pretende ejercer mil 263 millones de pesos, de los cuales más de 647 millones serán para los partidos con registro.

El plan será enviado al Ejecutivo estatal que deberá analizarlo y a su vez enviar su propuesta al Congreso Local para su aprobación final aproximadamente en noviembre.

El representa electoral de Morena, Ricardo Moreno Bastida criticó que existe una falta de voluntad del órgano electoral para realizar ajustes, se dijo en contra de que áreas como de  formación o capacitación mantenga recursos altos o que funcionarios o partidos retengan privilegios como celulares, vales de gasolina y unidades.

Refirió que es irregular que en el anteproyecto no se incluya el catálogo de cargos, puestos y salarios, por lo que exigió se publique y transparente cuánto gasta el instituto en su capítulo 1000.

En respuesta, el consejero presidente del IEEM, Pedro Zamudio Godínez defendió que el presupuesto que aspiran a ejercer se ajusta a un plan de austeridad y el cual insistió que no prevé aumento en los salarios de los funcionarios electorales.

Incluso, expresó su disposición de ajustarlo de existir una nueva ley con la entrada del nuevo sexenio, aunque -dijo- que ayer plantearon la propuesta con la normatividad que sigue vigente.

Reconoció que el presupuesto del próximo año más del 50 por ciento será para los partidos políticos que asciende a 647 millones; asimismo, aceptó que a comparación del 2013 creció en un 41 por ciento los salarios de los funcionarios, aunque -aclaró- que desde el 2015 éstos no han crecido.

“Es razonable, es racional, está basado comparando al último año no electoral que fue del 2013, fue algo similar… crece en el capítulo 1000 que se refieren a aumento y salarios que han crecido en los últimos seis años, crecen en un 40 por ciento en ese rubro, no tenemos más plazas”, señaló.

Y descartó que vean como privilegio que tengan a disposición líneas de teléfono o vales de vehículos, pues éstos son para facilitar su trabajo y están regulados.