Insisten en la libertad de Roxana

0
82
FOTO: Especial

 

 Abogados se presentaron en las oficinas centrales de la Fiscalía mexiquense.

Por Alelhi Rodríguez

Este miércoles, un grupo de seis mujeres feministas mostraron apoyo a Roxana Ruiz Santiago, afuera de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), quien desde hace seis meses permanece recluida en el Penal de Nezahualcóyotl, presuntamente por asesinar al hombre que la violó.

Los abogados de la originaria de Pinotepa Nacional, Oaxaca, detenida en mayo de este año, informaron en entrevista que solicitarán a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) no se formule la acusación porque carece de las pruebas suficientes.

“En esta etapa en la que todavía no se ha hecho la acusación por parte de la Fiscalía estamos solicitando que se sobresea el juicio. Es decir, que no se formule la acusación porque no hay pruebas suficientes”, aseguró Ángel Carrera Juárez, uno de los defensores.

“Estamos aún en pláticas con la Fiscalía, porque ellos tienen por ahí un dictamen en el que dicen que por la cantidad de alcohol que tenía la víctima, el sujeto que falleció, no podría haber tenido erección”, añadió.

Carrera Juárez dijo que insisten en el seguimiento, ya que sí hubo una legítima defensa, “ella fue violentada, este sujeto se introduce a su domicilio con engaños y adentro él la violenta”.

Además que algunos servidores públicos también han sido denunciados, ya que durante la detención de Roxana, ella manifestó ser víctima de violación y no le hicieron caso.

“Ninguna prueba se le hace, no obstante a los elementos aprehensores y a la gente del Ministerio Público les manifiesta que fue violada y, no obstante, no le hacen caso, no le hace ninguna prueba ginecológica, no se hace ninguna andrológica, ninguna, de acuerdo a los protocolos”.

La mujer de 21 años, también madre de un menor de 4 años, permanece en el Penal de la zona oriente de la entidad por lo delitos de homicidio y violación de las leyes sobre inhumaciones y exhumaciones.

En mayo, la joven regresaba a su domicilio con su carrito de papas, su fuente de trabajo para sacar adelante a su hijo, cuando fue abordada por este sujeto -el occiso-, quien quiso convencerla para beber una cerveza. Ella accedió a que este ingresara a su domicilio y luego fue agredida sexualmente.

Al día siguiente, durante la noche del 9 de mayo, Roxana caminaba sobre la vía pública del municipio arrastrando un costal en donde introdujo a su agresor, motivo por el que fue aprehendida.