Pretenden dejar sin salario a personal del Ayuntamiento de San Felipe del Progreso

0
149
FOTO: Especial

 

Las autoridades municipales quieren justificar su incapacidad de operar la tesorería municipal mintiendo sobre las acciones realizadas por la administración saliente.

Por Guadalupe de la Cruz

“El Ayuntamiento de San Felipe del Progreso debe tener en sus arcas cerca de 20 millones de pesos, con los que puede pagar nóminas y realizar obras, lo cual debe saberlo el tesorero municipal, porque para ocupar el cargo tiene que estar certificado y con la experiencia requerida para estar al frente de la instancia”.

Lo anterior fue expresado por Alejandro Tenorio Esquivel, exalcalde de San Felipe del Progreso, quien decidió aclarar una serie de cuestionamientos y difamaciones que están realizando hacia su administración integrantes del actual Ayuntamiento, que preside Javier Jerónimo Apolonio.

Resulta, dijo Tenorio Esquivel, que en un video difundido a través de redes sociales, el actual tesorero menciona que el Ayuntamiento tiene una deuda de 8 millones 469 mil 701 de pesos por concepto de falta de pago de ISR e impuesto sobre nómina, que corresponden al ejercicio fiscal 2021 y que debió pagar la administración saliente.

“Por tal motivo no se han podido realizar pequeñas grandes obras en beneficio de los sanfelipenses y piden paciencia a la población, ya que ahora ellos tienen que liquidar dicha deuda. Pero, además, han circulado comentarios -que no me constan- sobre que dejarán de pagar por un lapso de seis quincenas, tres mes o 90 días a los trabajadores por dicha situación”, expresó.

Es verdad que se dejó un pasivo, aclaró, pero si el tesorero conoce el Código Fiscal de la Federación sabrá que en él se especifica que el pago del Impuesto Sobre la Renta lo tiene que pagar la administración entrante, porque conoce que los ayuntamientos trabajan sobre un presupuesto asignado del primero de enero al 31 de diciembre, mismo que se debe aplicar responsablemente y se puede o no dejar recursos, es decir, ni a favor ni en contra.

En este mismo sentido, precisó que la administración que precedió a la suya les dejó una deuda de 16 millones de pesos por pagar a empresas; 2 millones 544 mil pesos por concepto de retenciones y 2 millones 130 mil a proveedores “y nunca nos quejamos, lo que hicimos fue liquidar dichos pasivos y nada más”.

Además, dicen que no tienen dinero para realizar ‘pequeñas grandes obras’ y que, por ende, no podrán pagar sueldos de los empleados, “quiero comentarles que de mínimo el actual Ayuntamiento este primer mes debe tener en las arcas alrededor de 20 millones de pesos, 15 millones que le llegan de la federacion, asi como entre 2 y 3 millones de pesos que recaudaron por la Feria anual que sí realizaron, y 2 o 3 millones de pesos por concepto de pago de impuestos, lo que bien le alcanza para pagar la nómina del primer mes, que es de alrededor de 8 millones de pesos”.

“Si es verdad que se dejará de pagar a los empleados durante 90 días, el Ayuntamiento se estaría ahorrando cerca de 24 millones de pesos, recursos que no sabemos dónde van a ir a parar, porque hay gente que asegura que ya les hicieron firmar dicha resolución”, comentó.

Por último, aclaró que el actual diputado federal Eduardo Zarzosa Sánchez, quien solamente cobra por levantar la mano, porque no ha trabajado en el tiempo que lleva siendo legislador, en 2006 lastimó al Ayuntamiento dejando deudas considerables por concepto de laudos, mismos que fueron saneados por la administración que acaba de concluir.

Por ejemplo, dijo, en 2019 mi administración pagó un monto de 3 millones 544 mil 122.17 pesos de laudos; en 2020 pagamos 8 millones 193 mil 628.44 pesos; y en 2021, 2 millones 985 mil 874.35 pesos, lo que hace un total de 14 millones 723 mil 624.96 pesos solamente de laudos laborales que se venían arrastrando desde el 2006.

En ese mismo año se perdió una bodega producto de los laudos que dejó la administración de Eduardo Zarzosa, misma que costó 6 millones de pesos de un solo laudo y que se le pagó a Armando Sandoval, lo que sí fue un daño a la ciudadanía y por la cual nos quieren culpar que la dejamos perder, “todo está documentado”.

Cabe mencionar que mi administración solicitó en el 2019, 2020 y 2021, antes y después de las elecciones, auditorías, de las cuales dio vista el OSFEM, “y de esta última situación también tiene conocimiento el Órgano Superior de Fiscalización mexiquense, pues aseguran que dicha situación la están dando a conocer en tiempo y forma a la citada dependencia”, concluyó.