Reestructuración penitenciaria

0
159
Nuevas medidas y estrategias… Al participar en la reunión del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales (CONCAEM), la secretaria de Seguridad de la entidad, Maribel Cervantes, dio a conocer que la administración del mandatario Alfredo del Mazo, ha emprendido una reestructuración seria y total del sistema penitenciario, con la finalidad de que las cárceles mexiquenses no sean más un escaño de la corrupción. (Foto: Juan Hernández)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

*Anuncia secretaria de Seguridad nuevo sistema carcelario para erradicar corrupción e impunidad.

Tras tres meses de crisis en el Sistema Penitenciario Mexiquense, éste sufrirá una reingeniería empezando por la destitución de su titular y el reforzamiento de la seguridad con la adquisición de más inhibidores de celulares para erradicar los casos donde reos utilicen las redes sociales, exhibidos recientemente.
La titular de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), Maribel Cervantes Guerrero, dio cuenta que Luis Arias González está con un pie fuera de esta institución y se encuentra en la etapa de entrega-recepción.
Sin embargo, omitió dar una fecha para su remoción y mucho menos habló de los perfiles para cubrir esta área en el estado.
“En los siguientes días ya se dará a conocer cómo queda la nueva estructura en Reinserción Social…el titular está en la fase de transición, o sea, estamos en la entrega-recepción y en los siguientes días daremos a conocer la estructura”, aseveró.
Arias González llegó a la Dirección General y de Reinserción Social en noviembre de 2015, nombrado por el exgobernador Eruviel Ávila Villegas. En los últimos tres meses, los penales de Neza Bordo, en Nezahualcóyotl, y Chiconautla, en Ecatepec, tuvieron cinco motines o riñas, con tres muertos y media docena heridos.
Por otra parte, Cervantes Guerrero afirmó que el control de las 23 cárceles sigue estando en manos de las autoridades, pero admitió que las irregularidades se siguen presentado.
Por ello, anunció que reforzarán la seguridad en las cárceles dando mejor equipamiento a éstas, por lo que se adquirirán más inhibidores celulares.
“Sí sirven los inhibidores de señales y estamos por traer más; como saben, son pues más de 20 Centros Penitenciarios, entonces estamos en la fase de equipamiento justamente para minimizar”, mencionó.
No obstante, atribuyó que son los propios familiares quienes intentan o introducen objetos prohibidos entre la población penitenciaria.