Ríos al máximo

0
48
Emergencia en zona oriente… Decenas de familias padecen las consecuencias de las inundaciones en la zona oriente del Estado de México. Ejército Mexicano, La Marina, policía estatal, Grupo Tláloc, Protección Civil y bomberos se han volcado a la zona de emergencia para ayudar a los damnificados mexiquenses. Aún falta hacer el censo real y se estima que la cifra de afectaciones suba considerablemente (Foto: Ilustración)

* Afluentes del Estado de México están al nivel máximo de almacenamiento de agua.

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

Los distintos cuerpos de agua en el Estado de México, como presas y ríos, se encuentran en su máxima capacidad, por lo que la autoridad se declaró en estado de alerta permanente, al persistir las lluvias en todo el territorio en esta semana.
El secretario de Infraestructura, Francisco González Zozaya, alertó que entre los afluentes se encuentran el Río Lerma, aunque –garantizó- a la población que se tiene la capacidad técnica para atender cualquier contingencia en las próximas horas.
Confirmó que los municipios del Valle de México han sido mayormente afectados, mientras que los asentados en el Valle de Toluca no, pero se monitorean las zonas de riesgo.
“La cantidad de agua que hemos estado recibiendo ha estado llenando y sobrepasando las capacidades de drenaje que tiene el Valle de México y de la captación del Río Lerma.
“Prácticamente todo el sistema del Valle de México y del Valle de Toluca en este momento los tenemos con mucha cantidad de agua…riesgos siempre existen”, admitió.
El funcionario estatal señaló que la CONAGUA y CAEM, con apoyo del Grupo Tláloc supervisan y recorren de manera permanente el nivel del Río Lerma o otros afluentes.
Resaltó que el miércoles se logró evitar el desbordamiento del Río Hondo, Naucalpan, gracias a la intervención oportuna de las autoridades quienes no han parado de trabajar por más de 60 horas.
En un recorrido hecho por el equipo de 8 Columnas se constató que desde el miércoles el Río Lerma tiene una capacidad de agua elevada, que incluso hace que el caudal vaya en ambos sentidos de San Manteo Atenco y Lerma.
Hasta ayer, su nivel ya había alcanzado las vías del tren que pasa por la zona, lo cual alertó a los habitantes de la región.