Vivas las tradiciones

5
70
Ya huele a cempasúchil… En la comunidad indígena de San Pablo Autopan, al norte del municipio de Toluca, pobladores conmemoraron ayer el primer Día de Muertos. En honor a San Miguel Arcángel el panteón lució con flores de cempasúchil como un previo de los fieles difuntos que se esperan el 1 y 2 de noviembre en todo el país. (Foto: Juan Hernández)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ 

*Comunidad de Toluca festeja a San Miguel Arcángel
como previo para recordar a los fieles difuntos el 2 de noviembre.

Como en pocos lugares del país, en San Pablo Autopán, Toluca, el camino de pétalos de cempasúchil se tiende dos veces al año, para que a través del perfume que desprenden los pétalos de la flor milenaria se despierte a los fieles difuntos del sueño eterno y los lleven con sus familiares.
Este ritual ancestral se da previo al Día de Muerto y es la celebración del Santo de San Miguel Arcángel que hace que el panteón municipal de la delegación ubicada al norte de la capital mexiquense, se pinte de color naranja en sus tumbas y reafirme el culto a la muerte en México.
A 15 Kilómetros de distancia de Toluca, el culto y recuerdo a los fallecidos se hace vivo, de la mano de los pequeños que son sujetados de padres o abuelos, quienes se mueven bajo los recuerdos de los familiares que pasaron a mejor vida.
Las tumbas son adornadas con amor y pasión que dejan de lado la hierba o el polvo que la intemperie acumula en este lugar de eterno descanso; desde este lugar, don Justo García Peñaloza recuerda que son los dos últimos días de septiembre que celebran a Miguel Arcángel, quien les permite traer dos veces al año a sus seres queridos.
“Ayer inició el festejo de San Miguel Arcángel, hoy fue su misa, por eso estamos aquí dos días de la celebración, y que aprovechamos para poner nuestras flores aquí con nuestros difuntos”, aseguró.
Con orgullo el nonagenario toca a sus dos nietos, que lo acompañan en la tumba de sus padres y hermanos, porque –dijo- serán ellos los encargados de hacer más viva las tradiciones del país.
A unos metros de distancia, Daniel Téllez se alistó desde las primeras horas de este viernes para acudir al panteón, la vida se llevó a su hijo de ocho meses de manera física, pero no así de manera espiritual, por lo que como desde hace 34 años, sigue la tradición de acudir en el día de San Miguel. “Desde hace 34 años vengo creyendo en esto, se viene heredando año con año, ahora sí con el favorecimiento de los difuntos, mis abuelos, que están aquí a lado de la tumba de mi hijo”, señaló.
A lo lejos de los senderos del panteón, llegó la señora María Ángeles con su reboso maniatados con decenas de flores de cempasúchil, quien desbordó sentimiento al expresar lo que significan estos días, y quien en su corazón tuvo un espacio en los damnificados del sismo del 19 septiembre.
“Vengo a ver a mi suegro, ya pasé a ver a mi hermano y mamá, es triste, es triste, y pedir por nuestros hermanos que fallecieron en México que no tienen un techo donde quedarse y nosotros sólo apoyamos con la oración”, abundó.
Para la comunidad del norte del municipio de Toluca, el festejo a San Miguel Arcángel es ya una tradición que habla de las raíces y costumbres de México, aunque admiten que la fecha mayor es el Día de los Muertos, los días 1 y 2 de noviembre.