Gobierno de Trump terminará por colapsar

0
117
La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, defendió la decisión del presidente Donald Trump de tratar de impedir la publicación de un libro crítico a su gobierno. Sanders dijo que la demanda de los abogados de Trump contra la editorial Henry Holt & Company sólo busca impedir que se difunda información no precisa, e insistió en que el autor Michael Wolf incluyó "numerosas falsedades".

*Por investigación sobre colusión entre su campaña electoral y
Rusia o por su incapacidad, asegura exasesor Bannon.

Nueva York.- El exasesor presidencial Steve Bannon pronosticó que el gobierno del presidente Donald Trump terminará por colapsar debido a la investigación sobre la probable colusión entre su campaña electoral y Rusia o a su incapacidad mental, de acuerdo con el libro “Fuego y Furia”.
En un extracto sobre el libro publicado en el sitio de internet de la revista The New Yorker, el periodista Michael Wolff indicó que cinco meses tras el despido del entonces director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, Bannon predijo el final del gobierno de Trump.
Bannon calculó en 33.3 por ciento la posibilidad de que la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la posible colusión con Rusia conduzca a la destitución de Trump, y 33.3 por ciento de probabilidad de que él mismo presidente renuncie.
La renuncia sería provocada por “una amenaza del gabinete para actuar con base en la Vigésimo Quinta Enmienda”, que se refiere a que tanto el vicepresidente como funcionarios del primer círculos declaran que el presidente “es incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”.
De acuerdo con el libro, que saldrá a la venta la próxima semana, Bannon refirió que existía también un 33.3 por ciento de probabilidad de que Trump pudiera terminar el mandato, aunque con un poder claramente debilitado y sin ninguna capacidad para reelegirse.
Respecto a la colusión con Rusia, el libro cita al propio Bannon diciendo que la reunión sostenida con una abogada rusa y el hijo y el yerno de Donald Trump, Don Jr y Jared Kushner, respectivamente, fue un acto “traicionero” y “antipatriótico”.
Wolff también menciona la teoría de Bannon de que Mueller se centra en investigar las supuestas actividades de lavado de dinero de la organización Trump, y de los propios negocios de la familia Kushner, con empresario rusos de cuestionable reputación.
El libro también reseña opiniones muy negativas que el propio gabinete mantiene sobre Trump y su capacidad mental: “para Steve Mnuchin y Reince Priebus, el presidente era un ‘idiota’. Para Gary Cohn, era un ‘tonto’. Para H.R. McMaster era una ‘bobo’. La lista continuaba”.
“Algunos creían que para todo efecto práctico, (Trump) no era más que semianalfabeto ( …) Algunos lo consideraban disléxico; ciertamente su comprensión era limitada”, de acuerdo con el libro.
Las revelaciones en el libro, escrito por un periodista con acceso a la Casa Blanca durante 18 meses, durante los cuales entrevistó a 200 personas, incluido el presidente y numerosos individuos cercanos a la presidencia, guardan consonancia con lo reportado por otros medios en su momento.
Medios de información habían informado que en una reunión el secretario de Estado, Rex Tillerson, había calificado a Trump de “imbécil”, además de que otros informes señalan que su capacidad de concentración no se extiende más allá de un par de minutos.
La Casa Blanca ha negado enfáticamente la veracidad del contenido del libro, y ha amenazado con emprender acciones legales tanto contra Bannon como contra Wolff y su editorial.