¡Hierve Venezuela!

0
115
Caracas.- La policía dispersó con gases lacrimógenos, perdigones y cañones de agua una marcha opositora que intentaba llegar a la Asamblea Nacional de Venezuela, en apoyo a la sesión convocada para remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia acusados de golpe de Estado.

* Represión policial contra marcha dejó más de 50 heridos.

Caracas.- Más de 50 personas resultaron heridas en una manifestación en apoyo a la Asamblea Nacional venezolana, que planeaba debatir la remoción de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, al ser reprimidos por la policía, dijo el diputado opositor Julio Borges. Uno de los heridos presentaba un impacto de bala, seis tenían fracturas óseas y más de 50 contusiones diversas, precisó.

Entre los lesionados figuaran cinco diputados, entre ellos el mismo Borges, quien denunció haber sido atacado con gas pimienta, y acusó a la policía de utilizar esa sutancia de manera desproporcionada contra los manifestantes.

“Esta represión fue la más clara demostración de que estamos en presencia y continúa sucediendo en Venezuela un golpe de Estado”, dijo Borges, quien precisó que fue “imposible” la sesión de la Asamblea, porque “desde la mañana el gobierno cerró los accesos a Caracas”.

“Militarizaron toda Caracas, la llenaron de policías por el temor al pueblo venezolano y a esta Asamblea electa por 14 millones de venezolanos”, lamentó.

Consideró “importante” hacer saber al mundo que el gobierno, hoy, “con violencia, impidió la sesión de la Asamblea, que el gobierno miente cuando dice que normalidad. En Venezuela se rompió la democracia y la Constitución”.

La manifestación fue convocada para apoyar a la Asamblea, que iniciaría un procedimiento para remover a los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ, que la semana pasada aprobaron, y luego cancelaron, asumir las facultades del Poder Legislativo y quitar la inmunidad a los diputados.

La decisión, luego revertida, es considerada como un “golpe de Estado” por la mayoría opositora de la Asamblea, que pospuso la sesión para mañana miércoles.

En la jornada, el presidente del TSJ, Maikel Moreno, señaló que la Asamblea no tiene “legalidad ni legitimidad” para remover a magistrados, por estar en desacato.

Entre los legisladores afectados durante la represión policial figuraban además el exlíder de la Asamblea, Henry Ramos Allup, quien fue llevado a una clínica por afectaciones por los gases.

“El gobierno está fuera de la Constitución y debemos seguir presionando en todos los escenarios, dentro y fuera de Venezuela, en las calles. Mañana será el inicio formal de procedimiento para destituir a los magistrados. Así como continúa el golpe de Estado, así continúa la lucha”, dijo.