Japón permite la evacuación de los más de 3.000 ocupantes al igual que Camboya de cruceros

0
158

REDACCIÓN, 19 Feb.- El desembarco de los pasajeros del Diamond Princess, el crucero anclado en el puerto japonés de Yokohama desde el 3 de febrero, ha comenzado este miércoles.

Arranca después de que más de 3.000 personas pasaran dentro dos semanas de cuarentena, tras descubrirse que un pasajero que se había apeado en Hong Kong el 1 de febrero había dado positivo en la prueba del nuevo coronavirus. Desde entonces, al menos 621 personas se han contagiado también, después de que hoy se informara de 79 casos más.

Un grupo inicial de 500 personas desembarcará este miércoles, en un operativo que las autoridades niponas han advertido que se demorará hasta tres días (los enfermos están siendo trasladados a hospitales). Solo serán evacuadas aquellos que han dado negativo en el virus y no tienen síntomas; mientras, los pasajeros que han compartido camarote con personas infectadas deberán quedarse a bordo hasta nueva orden.

Según el Ministerio de Salud japonés, todos los pasajeros, no así los tripulantes, han sido examinados. La operadora del crucero decidirá cuándo la tripulación que no ha resultado infectada puede abandonar el barco, añadió el Ministerio.

Los 2666 pasajeros provienen de 56 países y territorios, y alrededor de la mitad son japoneses, según la operadora, Princess Cruises. Entre los pasajeros había también un largo contingente de estadounidenses, mientras hay cientos de filipinos entre los 1105 miembros de la tripulación.

El desembarco de los pasajeros del Diamond Princess, el crucero anclado en el puerto japonés de Yokohama desde el 3 de febrero, ha comenzado este miércoles. Arranca después de que más de 3.000 personas pasaran dentro dos semanas de cuarentena, tras descubrirse que un pasajero que se había apeado en Hong Kong el 1 de febrero había dado positivo en la prueba del nuevo coronavirus. Desde entonces, al menos 621 personas se han contagiado también, después de que hoy se informara de 79 casos más.

La decisión de aislar a los ocupantes del Diamond Princess, que llegó a Yokohama el pasado día 3 con unas 3.700 personas a bordo entre pasajeros y tripulantes, es defendida por las autoridades niponas, pero cuestionada por algunos científicos por el alto número de contagios en el que ha derivado.

Desembarcan los últimos 233 pasajeros del crucero en Camboya

Docenas de pasajeros de otro crucero, el Westerdam, anclado en el puerto camboyano de Sihanoukville, también han comenzado a desembarcar este miércoles. Hasta 233 pasajeros y 747 tripulantes habían quedado retenidos en el barco desde hace una semana, después de que una turista estadounidense diera positivo en coronavirus el sábado en Malasia. La mujer había desembarcado el pasado jueves junto a más de 1.200 personas: centenares han regresado a sus lugares de origen, y centenares se encuentran aún en Camboya.

 El Ministerio de Salud de Camboya aseguró este miércoles en un comunicado que los 781 pasajeros del Westerdam aún en Camboya –233 en el barco y el resto en hoteles del país- han dado negativo en la prueba de coronavirus y pueden retornar a sus países. Añadió que todavía está recolectando las muestras de los 747 tripulantes para comprobar si están o no contagiados.

Mientras, la operadora del crucero trata de localizar a los cientos de pasajeros retornados a sus hogares.