Ley Antidespidos, primer dolor de cabeza de Macri

1
129
Buenos Aires.- El gobierno argentino logró frenar el primer intento de la oposición para aprobar la Ley Antidespidos, una norma que se convirtió en el primer reto del presidente Mauricio Macri ante el Congreso, y cuyo debate continuará en los próximos días.
  • *Se calcula que en estos cinco meses de gobierno del presidente argentino por lo menos 150 mil trabajadores perdieron su empleo.

 

    Buenos Aires.- El gobierno argentino logró frenar el primer intento de la oposición para aprobar la Ley Antidespidos, una norma que se convirtió en el primer reto del presidente Mauricio Macri ante el Congreso, y cuyo debate continuará en los próximos días.

Los despidos y el aumento del desempleo se transformaron en uno de los principales dolores de cabeza para Macri desde que comenzó su gestión, el 10 de diciembre de 2015.

El presidente argentino puso en marcha una política de despidos masivos en el sector estatal que se replicó en el sector privado, por lo que se calcula que en estos cinco meses de gobierno de Macri por lo menos 150 mil trabajadores perdieron su empleo.

Pese a que el gobierno negó los despidos masivos y aseguró que, según datos oficiales, hubo más en el mismo periodo en años anteriores, convocó el lunes a los empresarios a firmar un acuerdo para frenar la creciente oleada de personas que se están quedando sin empleo.

El acuerdo, sin embargo, fue criticado por la oposición porque el breve texto, ocupa apenas una cuartilla y es voluntario, ya que los empresarios se comprometen a “no reducir nuestros planteles de empleados durante al menos los próximos 90 días”, pero no se establece sanción en caso de incumplimiento.

Los otros dos puntos del acuerdo, que abunda en halagos al gobierno, prevén la generación de más planes de inversión para promover puestos de trabajo, y “trabajar junto al gobierno nacional y los sindicatos en una agenda de desarrollo y de mejora de calidad del empleo”.

Más allá de que los propósitos del acuerdo son generales, sin programas concretos ni plazos establecidos, el principal problema es que, al día siguiente de la firma, gremios de la industria textil, financiera, tabacalera y petrolera denunciaron que las empresas seguían despidiendo empleados.

La respuesta de la oposición, en particular el bloque kirchnerista del Frente para la Victoria, fue promover una Ley Antidespidos que declara una emergencia ocupacional, prohíbe despidos por 180 días y establece el pago de una doble indemnización para los trabajadores afectados.

Esta iniciativa ya fue aprobada en el Senado, por lo que sólo falta su ratificación en la Cámara de Diputados, pero la sesión impulsada por el Frente para la Victoria no se llevó a cabo el jueves porque fue boicoteada por el macrismo y su principal aliado, el ex candidato presidencial Sergio Massa.

El fracaso del kirchnerismo no representó una victoria total para el macrismo, ya que la próxima semana tendrá que seguir presionando para evitar que la Ley se discuta y apruebe. Si ello ocurre, Macri ya advirtió que vetará la legislación, facultad que puede ejercer de acuerdo con la Constitución, pero que le acarreará problemas en su imagen pública a un gobierno que suele presumir que, a diferencia del kirchnerismo, sí dialoga y busca consensos.