Millones para proteger a Vladimir Putin de Covid-19

0
6
FOTO: Especial

 

En el apogeo de la pandemia, el presidente ruso, era  uno de los líderes más protegidos del mundo. Y lo sigue siendo, a pesar de la relajación de las medidas contra el coronavirus en todo el mundo.

Toda persona invitada a estar en un radio de un kilómetro del líder ruso, y vaya que son decenas como: escoltas, particulares, médicos, personal de servicio, pilotos, entre otros, tienen que pasar dos semanas en cuarentena antes de presentarse a él. Desde someterse a no menos de 4 pruebas, entre otros requerimientos.

Es un sistema complejo que protege la salud de Putin, aún con el lanzamiento de varias vacunas, las medidas de protección en torno al mandatario siguen en gasto. Datos disponibles públicamente de fuentes estatales rusas revelan que hubo un corte de alrededor de 3.200 millones de rublos (US$54,6 millones de dólares) para protegerle a cada detalle.

Mikhail Fremderman, un médico israelí que residió en Rusia, describe esto como algo sin precedentes.

En su caso, se trata de una amplia variedad de controles, desde pruebas rápidas PCR y anticuerpos. En total, el personal de vuelo gastó US$2,1 millones en los últimos dos años para estos test médicos, incluyendo en algunos casos muestras de heces.

Un médico ruso, especialista en enfermedades infecciosas, comentó a la BBC que este “nivel excesivo de pruebas” no puede tener un propósito médico. Y que además, “estas pruebas están duplicando las PCR normales”, dice al explicar que no se conoce que la ruta fecal influya en la infección por Covid-19.

También hay indicios de que los médicos han acompañado a Putin a todos sus viajes a otras residencias o bien lugares, lo más frecuente es en Sochi, ya que ahí se encuentra una casa-oficina , esto en el sur de Rusia; así como a foros empresariales en San Petersburgo y en Vladivostok.

Solo en mayo de este año, las tripulaciones de vuelo presentaron 1.376 hisopos y 98 muestras de heces, así como 447 análisis de sangre. Cabe mencionar que recientemente un número significativo de personal, pasó dos semanas en cuarentena en hoteles en las afueras de Moscú. Quienes no se quejan por el hospedaje ya que ha sido un “lujo”.

El médico estadounidense Konstantin Balonov, dice que sus fuentes familiarizadas con los protocolos médicos en la Casa Blanca confirmaron que actualmente no se aplican pruebas ni cuarentenas al personal, aunque antes en la pandemia, los periodistas que asistían a conferencias de prensa debían presentar resultados negativos y cubrirse la cara, medidas que eran estándar en todos los espacios públicos en EE.UU. en ese momento.

Las rigurosas medidas de Vladimir Putin para él mismo, siguen siendo llevadas a cabo por cada área sin fin ni límite para bajar la guardia o bien dejar el tema a un lado.