Pide al Papa intervenir por crisis humanitaria

0
51

* Que afecta a los sectores más pobres del país
por la escasez de alimentos, medicinas y libertades.

Caracas.- El jefe de la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela, Julio Borges, pidió al Papa Francisco en una carta que intervenga para aliviar la crisis humanitaria que afecta a los sectores más pobres del país por la escasez de alimentos, medicinas y libertades.
El dirigente opositor difundió la misiva al Papa con motivo de su próxima visita a Colombia, país vecino de Venezuela.
De acuerdo con Borges, la situación por la grave crisis económica que azota al país, la cual es negada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro, obliga a levantar la voz en nombre de “aquellos que sufren hambre y miseria”.
“Nuestro país vive una crisis humanitaria sin precedentes y de grandes dimensiones. Asociaciones no gubernamentales se han encargado de evaluar su profundidad y estudios recientes revelan una dolorosa situación que clama la conciencia del mundo entero”, agrega.
Indica que esas organizaciones no gubernamentales estiman que cada semana cuatro niños mueren por desnutrición, mientras el índice de escasez de medicinas supera el 90 por ciento y millones de venezolanos cruzan nuestras fronteras “huyendo de la tragedia”.
Señala que esta situación es producto de un sistema que concibe el poder como “fuerza para la dominación de la persona humana y se muestra indolente frente a los efectos de la crisis humanitaria”.
“Somos víctimas de la peor de las injusticias sociales. Se trata de una desigualdad cruel: quienes tienen posibilidades económicas sobreviven y quienes no, se despiden”.
Asimismo, indica que al hambre y a la enfermedad se suma una profunda “crisis institucional marcada por la persecución política y quienes generaron las condiciones de hambre y cierran las puertas a la ayuda humanitaria, se empeñan en permanecer en el poder a toda costa”.
“La tozudez los ha llevado a desconocer sistemáticamente a la Asamblea Nacional y a proponerse su desaparición fáctica. Esta actitud antidemocrática profundiza la crisis y evidencia un talante autocrático incompatible con la prosperidad y la libertad”.
Frente a la situación, Borges anima al Papa a hacer un llamado “urgente” a la apertura del canal humanitario, al cese de la persecución política y al respeto de los derechos humanos.
“La pedimos que incluya en sus oraciones a todas las familias que han sido víctimas de la violencia o sufren los embates de la crisis.