Cuestión de tiempo: Manzur

1
56
Decisión legislativa… «No hay prisas» para aprobar la iniciativa de matrimonio igualitario, aseguró el secretario General de Gobierno, José Manzur Quiroga quien negó presiones de la Iglesia sobre los diputados y por el contrario, subrayó, se trató de una decisión legislativa para tener más tiempo de análisis antes de aprobar las Bodas Gay. (Juan Hernández)

Guadalupe DE LA CRUZ

 

  • No hubo intervención de la Iglesia, sí solicitud para analizar matrimonios igualitarios.

 

El secretario General de Gobierno, José Manzur Quiroga, aceptó que sí hubo presión por parte de los partidos Verde Ecologista y PAN, pero sólo para que se ampliara el tiempo y poder discutir la iniciativa enviada por el Gobierno del Estado de México sobre el Matrimonio Igualitario, mejor conocido como «Bodas Gay».

«Nosotros no tenemos prisa y es mejor que se discuta y analice de la mejor forma para que no le falte nada».

Lo anterior luego de una gira de trabajo por el municipio de San Felipe del Progreso, donde Sergio Manzur Quiroga precisó que el Partido Verde Ecologista y el PAN solicitaron más tiempo para estudiar mejor la iniciativa y que no se apruebe al vapor. Manzur Quiroga indicó que ampliar el tiempo para analizar la iniciativa resulta importante para que salga con el mayor número de votos de los diputados y con el mayor consenso.

Aun cuando ya hay una conclusión por parte de los foros que realizó la UAEM debemos esperar la conclusión de los diputados pero de forma personal, dijo, no creo que se vaya a echar para atrás. Asimismo el secretario General de Gobierno negó que la Iglesia tuviera ingerencia en que se frenara la aprobación de esta iniciativa.

«De manera personal tengo una muy buena relación con la Iglesia católica y soy muy respetuoso de las opiniones que tengan respecto de la propuesta hecha por el Ejecutivo estatal, la cual, ya está en manos de los diputados». Yo creo, precisó, que no se echará para atrás dicha iniciativa en el Estado de México sólo es cuestión de tiempo y es sano para la vida de la Cámara de Diputados y para la propia legislación del estado.