Falló el cálculo

3
65
No aguantaron los fierros… Susto y emergencia provocó la caída intempestiva de 3 trabes de concreto en las obras del tren México-Toluca, en la zona de Las Torres y Paseo Colón, en Toluca. El siniestro ocurrió la mañana de ayer cuando los andamios donde descansaban las pesadas ballenas no soportaron el peso y se vinieron abajo. Por fortuna, a la hora del percance no había trabajadores en la zona. (Foto: Juan Hernández)

Guillermo GUADARRAMA / Juan Gabriel GONZÁLEZ

 

  • Colapsan trabes de concreto en construcción del tren México-Toluca; no hubo lesionados.
  • Ballenas de varias toneladas de peso fueron «descansadas» en andamios de acero.

 

El haber colocado tres trabes de más de 15 toneladas de peso sobre débiles andamios de acero provocó el colapso de la infraestructura donde se construye el tren interurbano México-Toluca, incidente en el que por fortuna no hubo personas lesionadas, pero sí un estruendo que provocó pánico entre automovilistas, peatones y comerciantes.

El aparatoso percance se registró alrededor de las 8:00 de la mañana de este miércoles, justo en el tramo de obras de Avenida Solidaridad Las Torres esquina Paseo Colón, de la ciudad de Toluca, donde las conocidas «ballenas» se vinieron abajo luego de que su descanso no soportó el peso.

La explicación inicial de los trabajadores es que la noche-madrugada de ayer se inició el montaje de las tres trabes, mismas que fueron colocadas en un soporte provisional que no aguantó el peso y se vino abajo.
«Pues se venció el andamio por el peso de las trabes, se colapsó el soporte. Creemos que las trabes pesan más de cinco toneladas y pues los andamios son pequeños que no aguantan. Por fortuna no estábamos laborando y hoy (ayer) que llegamos nos encontramos con esto», dijo Alejandro, uno de los trabajadores del tramo Zinacantepec-Toluca.

Estas estructuras de concreto servirán para montar los rieles por donde rodarán los vagones del tren interurbano, pero que ayer tuvieron la desgracia de ser colocados en estructuras con poca resistencia y de ahí se derivó el colapso.

Durante más de siete horas, el tránsito vehicular se vio entorpecido por el accidente, ya que al lugar se dieron cita policías estatales y municipales, personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como elementos de Protección Civil para realizar evaluaciones y conclusiones del percance.

Por la tarde, la delegación de la SCT en el Estado de México emitió un comunicado de prensa donde confirmó que el colapso de las trabes se derivó de una falla en la colocación de las ballenas, pero que todo estaba controlado y sin daños humanos que lamentar.

«La Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la SCT informa que en la obra de construcción del Tren Interurbano México-Toluca se presentó una falla durante el proceso de instalación de trabes, la cual se originó por el vencimiento de uno de los soportes provisionales que se utilizan durante su colocación, provocando la caída de tres de ellas», indicó en primera instancia.

La SCT confirmó que las  ballenas fueron asentadas sobre soportes provisionales que actúan a manera de cimbras y se utilizan para permitir la colocación de las uniones definitivas de las trabes y así dotar a la estructura de la fortaleza necesaria para resistir con eficiencia el uso y el tiempo.