Feria de muertos

3
283
Calaveras… De alfeñique, azúcar, tamarindo o chocolate, la variedad es inmensa en la tradicional Feria del Alfeñique de Toluca. Los artesanos de la capital mexiquense esperan a habitantes y paseantes para ofertar sus productos en honor de quienes se nos han adelantado en el camino: los muertos. (Foto: Victoria Acevedo)

María GERARDO

 

  • Inició en Toluca Feria del Alfeñique,
    una feria y festival cultural en honor a la muerte.

 

 

«La Feria y Festival Cultural del Alfeñique 2015, es una muestra de la grandeza de las tradiciones y vínculo firme que une a los habitantes de Toluca como Municipio Educador, con su comunidad, con lo que se preserva y acrecienta nuestro patrimonio cultural tangible e intangible».

Lo anterior fue expresado por, Braulio Antonio Álvarez Jasso, presidente municipal de Toluca, quien estuvo acompañado por la secretaria de Turismo del Gobierno del Estado, Rosalinda Elizabeth Benítez González, y agregó que esta actividad representa un gran atractivo que impulsa al municipio en el aspecto turístico con la visita de miles de asistentes nacionales y extranjeros.

En su oportunidad la secretaria de Turismo del Gobierno del Estado celebró el inicio de la Feria y Festival Cultural del Alfeñique 2015 y destacó las acciones de los gobiernos federal y estatal para impulsar el desarrollo turístico de Toluca como atractivo nacional.

Por su parte, el secretario de Cultura de la entidad, Eduardo Gasca Pliego, coincidió en afirmar que el culto a los muertos es una tradición que acerca a los habitantes y recordó la importancia que tiene el festejo del Día de Muertos al ser declarado por la UNESCO, en 2003, como obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad.

Finalmente, el presidente de la Asociación de Artesanos de Alfeñique y Dulce Tradicional A.C., Jorge Sánchez Casas, dijo que los 84 integrantes del grupo se entusiasman al dar vida a las festividades de Día de Muertos y Todos los Santos en Los Portales de Toluca, «al imprimir en cada una de las piezas creatividad y un pedazo de nuestro corazón, herencia de padres y abuelos».