Pudo ser negligencia

0
55
Claman justicia… Con un reclamo de justicia pronta, familiares de la niña que falleció la semana pasada en una guardería de Toluca denunciaron la dilación de las investigaciones a cargo de la Procuraduría de Justicia; incluso, deslizaron el intento de encubrimiento ante un posible caso de negligencia. (Foto: Juan Hernández)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

 

  • Familiares de la niña fallecida en guardería de Toluca exigen justicia, no creen en ahogamiento fortuito.

 

 

A cuatro días de haber muerto por ahogamiento por broncoaspiración, padres y familiares de la bebé de 11 meses Yara Garamy exigieron a autoridades de justicia acelerar las investigaciones en el caso para fincar responsabilidades contra alguna de las dos personas que estaban  al cuidado de los infantes de la estancia “Julieta Lechuga de Pichardo”, ubicada en la colonia  Nueva Oxtotitlán.

Lo anterior a pesar de que tanto las autoridades estatales y municipales han expresado total respaldo para el esclarecimiento de los lamentables hechos, donde anticipadamente han evitado especular sobre una posible negligencia.

Desde las afueras de la guardería, calificaron como lento las indagatorias llevadas a cabo por el Ministerio Público, a pesar de que recordaron el Ayuntamiento de Toluca y el DIF municipal se comprometieron a apoyarlos jurídicamente.

“Yo quiero justicia para mi hija y para los demás niños, porque no quiero que ninguna familia pase el dolor que estamos pasando nosotros, así de sencillo, nada más”, expresó  Elisa Chedid González, madre de la víctima.
Ante ello anunciaron que a más tardar  el día de mañana presentarán una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), pues según su dicho la muerte de la menor pudo ser por negligencia.

“Nos lo quieren manejar como un hecho natural, creo que fue una negligencia todo desde la hora de que se dieron cuenta que la niña ya no tenía signos vitales…estaremos presentando una queja ante la Comisión de Derechos Humanos”, afirmó.

Argumentaron que sus acusaciones se fundamentan en que luego de que la menor presentó el ahogamiento por broncoaspiración, los encargados de la estancia notificaron a los  familiares horas después de los hechos.

Por su parte la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) reportó que hasta el momento las investigaciones no arrojan posibles actos de negligencias en la muerte de la bebé de 11 meses, por lo que la dependencia pidió evitar acusaciones en la materia.