En breve, pendientes en materia de transparencia

0
124

* Alista Senado nuevas leyes de Protección de Datos Personales y de Archivos.

 

    El Senado prevé avalar un paquete de reformas en materia de datos personales y archivos públicos, para complementar el marco legal en transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas de los funcionarios de cualquier nivel.

El senador Arturo Zamora Jiménez destacó la aprobación de la nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que obliga a todas las instancias de gobierno, partidos, federaciones deportivas e incluso sindicatos y empresas privadas que reciban recursos públicos, a informar y transparentar su manejo.

“Con plena conciencia de las asignaturas que aún tenemos pendientes, los senadores del grupo parlamentario del PRI estamos convencidos de que con base en los acuerdos y el consenso con las otras fuerzas políticas, en el corto plazo aprobaremos los dos asuntos que aún están pendientes en materia de transparencia”, declaró.

El también vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores se refirió también a las leyes General de Archivos y la de Protección de Datos Personales.

En entrevista consideró urgente crear otra Ley de Protección de Datos Personales, ante el uso indiscriminado que de ellos hacen empresas privadas y el aumento de casos de robo de identidad, fraudes y otros delitos de carácter patrimonial y financiero a partir de prácticas de este tipo.

Comentó además que la nueva Ley General de Archivos obligará a todas las instancias de gobierno a incorporar los procesos, procedimientos y herramientas estandarizados por la sistematización, el resguardo y la transparencia de los documentos públicos.

Zamora Jiménez planteó además crear un piso común con obligaciones mínimas y con la aplicación de una misma metodología que genere un verdadero sistema nacional de archivos.

El legislador por Jalisco dijo que estas dos leyes pendientes complementan la nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Esa legislación establece que “no habrá dinero público que vaya a fideicomisos, federaciones deportivas, sindicatos, partidos políticos, instituciones privadas o empresas, que no se transparente y se conozca su destino, a quiénes beneficia y el impacto que tiene en la población”.

Además fortalece el derecho de todo ciudadano a un gobierno abierto, al ser supervisada la forma como se ejercen los recursos y para qué se destina, sin importar el nivel de gobierno ni la naturaleza de la persona de que se trate, esto es municipios, entidades federativas y gobierno federal.

Con esta reforma, iniciamos una remodelación integral del Estado para cerrar los espacios a la opacidad, que dan paso a la ineficiencia y a la corrupción, así como se diseña un eslabón más en la construcción de un Estado transparente y más democrático”, expuso.

Igualmente establece que no podrá clasificarse como reservada aquella información que esté relacionada con violaciones graves a derechos humanos o delitos de lesa humanidad.

Entre otras obligaciones de la nueva ley en materia hacendaria se deberán poner a disposición de los ciudadanos información referente la lista de estímulos fiscales; nombre, denominación o razón social y clave del registro federal de contribuyentes a quienes se hubiera cancelado o condonado algún crédito fiscal y los montos respectivos.