Freno a la competitividad

1
136

*Corrupción es el peor de los males para el desarrollo de México: Héctor Peralta.

 

México.- El diputado Héctor Peralta Grappin opinó que la corrupción frena la competitividad de la planta productiva nacional, pese a que ésta cuenta con un marco jurídico que la impulsa y abre brecha para colocar lo que genera en el mercado mundial.

 

En entrevista, el presidente de la Comisión de Competitividad de la Cámara baja señaló que la impunidad es otro de los elementos que impide a las empresas mexicanas lograr un mayor avance competitivo, por la desconfianza que puede provocar.

 

El legislador por Tabasco sostuvo que detectar y castigar prácticas deshonestas son aspectos que todos los sectores deben atender, ya que es el principal problema en México, subrayó.

 

“La corrupción obstaculiza cualquier actividad productiva, aunque se tenga un marco jurídico adecuado, porque si la gente que lo va a aplicar no lo hace como debe no funciona, y no se logran los objetivos para el que fue creado, por lo que frena la competitividad general del país”, reiteró.

 

No obstante, el diputado perredista afirmó que las empresas mexicanas han avanzado para alcanzar los estándares de competencia en el mercado internacional.

 

Asimismo, descartó que esto sea una utopía para los empresarios y hombres de negocios, ya que por el contrario existen varios programas presupuestales que tienen ese propósito, aseguró.

 

El esfuerzo más reciente, indicó, es la Ley de Zonas Económicas Especiales, con la que se pretende desarrollar regiones muy específicas del país, sobre todo en el ramo industrial, en el sur-sureste.

 

La normatividad legal es perfectible, dependiendo de las condiciones que se vayan presentando en el proceso productivo, por lo que no se debe descartar ajustarlas de manera gradual a las necesidades que surjan, afirmó.

 

El marco jurídico actual “es correcto y adecuado, pero perfectible para acceder a más competitividad”, consideró, además, promueve la competencia, en particular de la micro y pequeña empresa.

 

Finalizó que “el reto más grande es lograr que la competitividad impacte de manera directa en la mejora de la vida de la gente, pues si ésta no va acompañada de un desarrollo social, no tiene ningún sentido impulsar proyectos competitivos que no se reflejen en el bienestar de la población”.