Respeto a mujeres candidatas

1
100
  • * Pide senadora, Lucero Saldaña acabar con violencia política hacia el sector femenino.

 

    La senadora Lucero Saldaña Pérez, del PRI, señaló que en los procesos electorales de 2016, en los que se renovarán 12 gubernaturas, 388 diputaciones locales y 548 alcaldías en 13 estados, se han mostrado campañas de desprestigio y de violencia hacia mujeres candidatas.

Por ello, exhortó a los organismos públicos electorales locales y a los gobernadores de diversas entidades del país, para que aseguren que el desarrollo de los comicios que tienen lugar este año estén libres de violencia política de género.

La violencia de género está reconocida en el marco jurídico, y su principal instrumento es la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, además de que México es parte de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer o “Convención de Belém do Pará”, indicó.

Sin embargo, el tema de la violencia política se encuentra en proceso de análisis en el Congreso de la Unión, indicó la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Opinó que es un problema grave que ha sido reconocido en los planos internacional y regional, y recordó que el 15 de octubre de 2015, en el marco de la Convención de Belém do Pará, “se adoptó la Declaración sobre la Violencia Política y el Acoso Político contra las Mujeres.

La declaración expone que el acoso y la violencia política de género puede “incluir cualquier acción, conducta u omisión entre otros, basada en su género, de forma individual o grupal, que tenga por objeto o por resultado menoscabar, anular, impedir, obstaculizar o restringir sus derechos políticos.

Además, conculca el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y el derecho a participar en los asuntos políticos y públicos en condiciones de igualdad con los hombres”.

Ante esa situación, consideró que las autoridades deberán “promover que las instituciones electorales y otras entidades públicas que correspondan, incorporen el tema de la violencia y el acoso políticos contra las mujeres.

Ello, en el marco de sus funciones relacionadas con la organización de las elecciones, la protección de los derechos político-electorales de la ciudadanía, la elaboración de políticas de educación cívica, así como en su trabajo con los partidos políticos”.

En Puebla, dijo, luego de que fue designada una precandidata, se desató una campaña de difamación en los medios y se distribuyeron panfletos, con los que se pretende dañar su imagen, vinculándola a hechos graves de violencia de género, sin elementos comprobables.

Sin embargo, más allá del uso de los medios legales para contener acciones de este tipo, es necesario que los contendientes tengan el respaldo de las autoridades electorales y de los titulares del Poder Ejecutivo en cada entidad, afirmó.

Esto, agregó, para asegurar condiciones de igualdad, respeto y no violencia, y que brinden a la ciudadanía la certeza de vivir procesos electorales acordes a los tiempos y las aspiraciones democráticas y de paz del pueblo mexicano.

Para la senadora Lucero Saldaña, la exacerbación de actos de violencia por actores reconocidos o anónimos, identificables por la ciudadanía, aunada a la actitud omisa de las autoridades, no significa dar igualdad de oportunidades, sino ser parciales y alentar un México violento.

Urgió la intervención de las autoridades electorales, porque hace falta voluntad política y un verdadero compromiso con la democracia, mientras se concretan reformas que permitan erradicar la violencia política de género.

Recordó que la magistrada María del Carmen Alanís, del Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación, señaló que en tanto se emite la ley en la materia, para atender este asunto cuentan con la Constitución, los tratados internacionales y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.