Falta de equipo, bajos salarios, horarios extenuantes; La otra pandemia que enfrentan

0
152

POR Sergio MACEDO GONZÁLEZ

Hace unos días, a propuesta del diputado local Max Agustín Correa Hernández, la legislatura local aprobó hacer un exhorto a las autoridades federales en materia de salud para que personal de seguridad pública, protección civil, bomberos y cuerpos de rescate fueran incluidos en la primera fase de vacunación contra Covid19. Dicha iniciativa fue bien recibida por el gremio, que ahora también pide apoyo para recibir la “vacuna” contra la precariedad laboral que sufre un gran número de paramédicos, bomberos y policías en la entidad mexiquense.

El pasado 25 de febrero los medios de comunicación informaban de la petición hecha desde el Poder Legislativo a las autoridades federales, en especial al secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela para que paramédicos, bomberos y elementos de seguridad pública fueran vacunados contra covid19, al igual que médicos, enfermeras y personas de la tercera edad, pues, por tratarse de servidores públicos que se encuentran en la primera línea de atención en casos de emergencias, están expuestos a contagiarse de coronavirus en todo momento

Charlando con varios paramédicos del Valle de Toluca, coincidieron en señalar que la iniciativa del legislador mexiquense, que busca proteger a cientos de colegas que trabajan en el país, que en estos momentos de crisis sanitaria arriesgan su salud y vida para resguardar la de otros, es bien recibida, pues todo lo que tenga por objetivo cuidar la integridad de los miembros de los cuerpos de rescate y seguridad es importante.

Sin embargo, este sector diariamente tiene que luchar contra otro tipo de pandemias, las administrativas. Situaciones que nada tienen que ver con su vocación de servicio, en ocasiones más riesgosas que atender a un paciente con covid19, apagar un incendio o combatir al crimen; la precariedad salarial, falta de equipo adecuado, horarios laborales extenuantes, no contar con seguridad social, falta de estímulos económicos, seguros de vida, estar bajo las ordenes de un jefe improvisado que desconoce la materia de protección civil, entre otras.

“Ahora que el legislador se ha dado cuenta de la importancia de nuestro trabajo, valdría la pena que además de vacunas, también solicite a las autoridades federales, estatales y municipales mejorar las condiciones laborales de cientos de paramédicos, bomberos y policías, a fin de garantizar el acceso a capacitación, a instalaciones dignas, a equipo en buenas condiciones, apoyos para atención psicológica. Que exista un reconocimiento real a nuestro trabajo, no solo en lo social, sino en lo laboral y económico”.

Un buen comienzo sería analizar las jornadas laborales de 24 horas de trabajo por 24 de descanso; brindar apoyos económicos, incentivos, bonos, aguinaldos para los miembros de los cuerpos de emergencia, esos temas también son importantes. Urge mejorar las condiciones laborales de las personas que se dedican a atender emergencias de todo tipo, la vacunación contra el covid19 es necesaria, cierto, pero existen otros males igual de mortales, indiferencia, explotación laboral, carencias de equipo,  contra eso no nos han inmunizado, seguimos a la espera, sentenciaron.