A mi manerA

1
141
Enrique Peña Nieto. Él quería dar la noticia.

Por Julio A. AGUIRRE

* Entre elogios y cuestionamientos.
* Prisa por extraditarlo.
* El poder es cabrón.

Consulta a los ancianos. Sobre su rostro han pasado los ojos de los años y por sus oídos vibraron diferentes voces de la vida.

    Quería ser él antes que ningún otro quién diera la noticia al país y mundo entero. Una de las muchas buenas noticias que está esperando el pueblo de México de parte de su presidente, Enrique Peña Nieto.

    Misión Cumplida. “Lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”, expuso en su twitter el Ejecutivo Federal, y que por la vía televisiva fuera leído por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en plena reunión con embajadores, el pasado viernes 8 de enero del incipiente 2016.
    Se escucharon los aplausos. La sonrisa se reflejó en los que estaban a cuadro. Los abrazos y felicitaciones no se hicieron esperar.

    La noticia corrió como reguero de pólvora en el mundo. Reacciones inmediatas, loas y felicitaciones. La captura, tercera de Guzmán Loera, puede ser la nota del año, como nota del pasado 2015 fue la peliculezca fuga de uno de los penales -El Altiplano, ubicado en el Estado de México- de mayor seguridad en el país.

    Eran, efectivamente, tiempos de aventar cohetes, de cacarear el huevo, un huevo producto del fallo y la corrupción que se vive en el país, donde todo, absolutamente todo, es posible con billete de por medio; en este sentido, Joaquín Guzmán tiene por montañas.

    Pasadas las horas de lo que algunos etiquetan el “evento del año”, surgen las mismas preguntas sin respuesta.
    Gente allegada al mexiquense Peña Nieto no escatimaron elogios por el hecho, sin embargo, la mayoría utilizó la palabra extradición de Joaquín Guzmán Loera a los Estados Unidos, conscientes, al igual que todos, de la peligrosidad y la facultad que tiene para escaparse de dónde lo tengan.

    El gobierno federal que encabeza Peña Nieto sabe lo que significaría otra fuga de Guzmán Loera. Simple y sencillamente no lo resistiría. Se convertiría en el gobierno que tropezó dos veces con el mismo personaje, que no aprendió la lección, y la catástrofe política la sufriría en el 2018.

    Cuando se cacarea un logro producto de un error no es, creemos, conveniente echar campanas a vuelo; no cuándo hay ríos de dinero de por medio. No cuando en México la corrupción e impunidad mandan.

    La vida de Joaquín Guzmán Loera trasladada a la pantalla grande podría superar a otros films en cuánto a secuencia. La de “Rocky” va en la VII. La del “Chapo” da para la X.

LO DE SIEMPRE

    ¿Quién sabe si lo que llamamos muerte no es sino vida, y muerte, en cambio, lo que juzgamos que es vida? Eurípides.

    Los 125 ayuntamientos del Estado de México que iniciaron nueva administración el 1 de enero están convertidos en agencias de empleo para los cuates y recomendados.

    Sean exalcaldes o exdirectores, incluyendo exvoceros, no tardaron quince días sin vivir fuera del presupuesto. El cuento de nunca acabar. El premio no a la responsabilidad y sí a la lealtad del partido al que pertenecen. No han iniciado, en muchos casos, investigación a fondo de lo que hicieron, lo que dejaron de ser, y de lo que se llevaron y ya están sentados en otros municipios, algunos hasta con los mismos cargos.

    Bien dicen que el poder es cabrón, y cuando el poder va de la mano con el dinero con mayor razón.

    El problema es que varios presidentes municipales se ven obligados a colocar al cuate y/o al recomendado aún en contra de su voluntad. Donde manda capitán no gobierna marinero. No acatar órdenes de arriba significa quedar fuera de la jugada para futuros proyectos.

    Si alguien continúa preguntándose por qué la política en México no da ese giro tan largamente esperado y necesario ahí tienen parte de la respuesta.   

COMO VA…

    Calenturas ajenas… El Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Estado de México no descarta ninguna posibilidad de ir en alianza con la izquierda o hasta con el mismo Partido de Acción Nacional pensando en el proceso electoral del 2017 donde en suelo mexiquense se cambiará de gobernador.

    Hace bien Omar Ortega Álvarez, dirigente del sol azteca local, en asegurar que en estos momentos el PRD está enfocado en fortalecer la estructura del partido, que los tiempos electorales aún están muy lejos. “No hay que sudar calenturas ajenas en este momento y -lo mejor- será esperar los tiempos”, expuso.

    ¿Están lejos los tiempos electorales en el Estado de México? En ese aspecto, no compartimos opinión con Ortega Álvarez. Más lejos está 2018 y en estos momentos no se habla de otra cosa a nivel nacional, ¿entonces? No es descabellado tener un ojo al gato y otro al garabato, digo.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el, final… A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx