A mi manerA

1
62

Por Julio A. AGUIRRE

*El que no tranza…
*J. Salinas, “El diablo”.
*Guerra en el Edoméx.

El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover. Mark Twain.


“Quieren seguir metiendo a compadres, amigos, gente con quien tienen compromisos y no les importa tener gente profesional en su equipo, lo que ya no puede estar pasando”, manifestó Victorino Barrios contralor del Poder Legislativo, tras confirmar que más de 90 ayuntamientos en el Estado de México están siendo requeridos debido a que nombraron a contralores que no tienen el perfil que marca la ley.
Se pensó que la llamada “Rendición de Cuentas” era lo que el Estado -de México- y el país necesitaban. Lamentablemente no es así. Las leyes son avaladas por quienes se ríen de ellas pasándoselas por el “adel triunfo”.
Victorino Barrios no lo dijo, aclarando, quien escribe lo expone y denuncia. Eso se llama corrupción e impunidad. Dos de los vicios más malignos para sociedad.
El edificio que alberga a los “representantes del pueblo” convertido en una olla de grillos. Todos se atacan entre sí y todos se unen cuando les conviene. No ataques a los míos (ex ediles) y no ataco a los tuyos, parece ser un Pacto Hablado.
Lo que declaró Victorino Barrios no significa el invento del hilo negro o el agua tibia. Existió, existe y existirá el pago de favores. Alcanzar el poder no pasa por ser buenos, honrados, inteligentes y/o preferencia de la sociedad. Los cargos de elección popular dejaron de ganarse en las urnas; Hoy se adquieren como acudir a la tienda de la esquina y comprar una bosa de galletas de “animalitos”.
Quisiéramos aplaudir el discurso del contralor del Poder Legislativo lamentablemente no podemos. La sociedad que cada día se decepciona más de sus representantes en el Poder Legislativo, quiere escuchar resultados. Quiere ver a los tranzas tras las rejas y les quiten hasta el último centavo de las grandes fortunas acumuladas en tan sólo tres años; en la mayoría de casos gracias a la complicidad de los legisladores de ayer, de hoy y los de mañana llegarán solo para aplastarse -sentarse- en un cómodo curul, tan cómodo que invita a dormirse en él.
EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR
El juicio, la valoración, la pretensión, no son experiencias vacías que la conciencia tiene, sino experiencias compuestas de una corriente intencional. Edmund Husserl.
En el Estado de México -concretamente en la 59 Legislatura- tienen el clon de Andrés Manuel López Obrador. Se llama Javier Salinas Narváez, legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Criticado al máximo, terco y bronco hasta con su propia militancia. Tendrá cola que le pisen, sin duda, sin embargo se ha vuelto en un dolor de cabeza para quienes “controlan” el Poder Legislativo.
Una cosa tenemos que reconocer de Salinas Narváez. Durante el acomodo -reparto de oficinas y comisiones- el perredista hizo público que se convertiría en la sombra del gobierno estatal.
Cuando lo escuchamos, este espacio señaló que se convertiría en algo más que la sombra del gobierno priista; Salinas es la piedra en el zapato derecho del Poder Ejecutivo y la piedra en el zapato izquierdo del Poder Legislativo.
Quienes lo ven venir hacen la señal y expresan: “Cruz, cruz, que se vaya el diablo y venga Jesús”.
Javier Salinas Narváez, ¡Ah que “pelao” tal terco, verdad de Dios”!.
¡SUELTÉNLOS!
El tiempo es un magistrado muy antiguo, que más tarde o temprano llama a todos al tribunal. William Shakespeare.
Terminado el proceso electoral donde se busca gobernador en 12 entidades del país, la atención se centrará en el Estado de México donde los partidos políticos iniciarán su guerra para sacar al nuevo mandatario en la entidad.
Hace tiempo, señalamos en su momento, caballos y yeguas están en las puertas esperando el balazo de salida. Una carrera con gran premio de bolsa aunque carrera dispareja. Quienes estén a favor del partido tricolor pueden ofrecer “claro” (un cuerpo de ventaja) y “mocho” (al diez por cinco).
El triunfo y la permanencia en el poder del Partido Revolucionario Institucional está asegurado con él o la candidata de Unidad (dedazo) que los que mandan en el PRI estatal y Nacional decidan.
La guerra del PRI será con el PRI, también hemos reiterado. Nombres van y nombres vienen sobre quien será el bueno; todo mundo opina y anuncia a quién quieren de candidato (a) y próximo gobernador mexiquense.
Quien escribe no suele cambiar de caballo – o yegua- a mitad del río. Sostenemos que entre Carolina Monroy del Mazo, Alfredo del Mazo Maza y Alfonso Navarrete Prida, no necesariamente en ese orden, saldrá quien guíe los destinos de los mexiquenses durante los próximos seis años.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico

aguirre@8columnas.com.mx