jueves, febrero 29, 2024
InicioOpiniónA mi manerA

A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

* Grave acusación de Wallace.
* Todos son «Adolfo López Mateos».
* García Cuevas, inexplicable caso.

Las acciones correctas para el futuro son la mejor disculpa de las equivocaciones del pasado. Tryson Edward.

    En el Estado de México el horno no está para bollos en cuanto a altos índices de delincuencia, como para que quien despacha desde la Procuraduría General de Justicia de la entidad, Alejandro Gómez Sánchez, conteste a las acusaciones que hizo Isabel Miranda de Wallace, activista de la asociación Alto al Secuestro quien afirmó que en la entidad mexiquense se maquillan las cifras de secuestro.

    Grave y preocupante señalamiento no sólo para el Procurador, para el mismo Ejecutivo estatal y la sociedad en general.

    Gómez Sánchez negó las acusaciones y se mostró sorprendido de la declaración, asegurando que «trabajamos de la mano con ella y su organización; ella vino a hacer la revisión de nuestras Unidades Especializadas Antisecuestros de Toluca».

    En todo caso, expuso: el secuestro, como cualquier otro delito, debe ser medido en la tasa de cada 100 mil habitantes, dijo.

    No obstante la cifra de secuestros registrados ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, en este 2015 es de 104 eventos delictivos, frente a 108 denunciados en el mismo periodo del 2014, es decir, sólo cuatro plagios menos.

    Si hubiese un maquillado de cifras los números serían distintos y no se tendrían cuatro delitos de secuestros menos en un año, «hemos avanzado en el combate a este delito», expuso.

Sin pretender tomar partido o apoyarnos en estadísticas, en este tema cada quien tiene la propias, pensamos que al Procurador mexiquense le faltó ser más contundente en su defensa; ser más profundo en su resumen.

    Es obvio que la palabra de Isabel Miranda de Wallace pesa, y para la mayoría de mexicanos resulta creíble, lo demuestra su reiterada presencia en la residencia oficial de Los Pinos en temas urgentes de seguridad.

    El procurador mexiquense, seguramente pensando en que el que calla otorga, defiende su postura. Ciertamente, en tema tan delicado y acusación tan seria, lo conveniente sería cotejar las estadísticas de ambos, Isabel Miranda de Wallace y Jaime Gómez Sánchez, con los números reales y sin una gota de maquillaje, de uno y de otro lado.

    En este intercambio de declaraciones seguramente la balanza se inclinaría a favor de Miranda de Wallace.

COMO VA…

    Terquedad… cada año durante la ceremonia del aniversario luctuoso del expresidente de México, Adolfo López Mateos, el orador designado o algún invitado especial compara al gobernador del Estado de México en turno con lo que pensó, hizo y fue Adolfo López Mateos, abogado y político mexicano que se desempeñó como el quincuagésimo octavo presidente de los Estados Unidos Mexicanos, ejerciendo como tal durante el sexenio comprendido entre 1958 y 1964.

    Ahora que, viéndolo bien, sí tienen -los mandatarios estatales- algo en común con Adolfo López Mateos: nacieron en el mismo Estado (de México); López Mateos de Atizapán de Zaragoza. ¡Qué comparaciones tan empalagosas y qué discurso tan trillado!

    ¿Dónde anda?... tan escasos de buenos políticos está el gobierno federal (Enrique Peña Nieto) y el mandatario estatal (Eruviel Ávila Villegas), que todavía se dan el lujo de no llamar a políticos probados e institucionales para resolver problemas en dependencias que no están funcionando.

    Hace tiempo no sabemos de Fernando Alberto García Cuevas, político del Partido Revolucionario Institucional, con un historial tan extenso como limpio. Otro de esos inexplicables casos en que el  (partido) Revolucionario no aplica de manera correcta la justicia política.

    Nada de nada… el tiempo sigue su marcha y el Ayuntamiento de Toluca, bajo la administración de Braulio Antonio Álvarez Jasso, en nada ha mejorado la vigilancia en la zona que colinda con el estadio de futbol Nemesio Díez. ¿Será que al mandar todo lo que tiene en los días de partido los elementos terminan tan cansados, y las patrullas sin gasolina, que no hay con qué vigilar cotidianamente a la ciudadanía de dichas zonas?

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final… A mi manera.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

PODRÍA INTERESARLE ...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO