Análisis

65
170

Tomás FLORES  ROSALES

* Eruviel Ávila y el control de daños.

 

El parecer actuó bien el gobernador, Eruviel Ávila Villegas, luego de que estallara el escándalo de supuesta corrupción entre un funcionario mexiquense y la empresa internacional OHL derivado del proyecto de construcción del Viaducto Elevado Bicentenario.

Y es que el escándalo no parará, al contrario tendrá más fuerza en los próximos días, y de haberlo dejado a la deriva, la administración de Eruviel Ávila Villegas se habría adelgazado a alta velocidad.

Por eso, las declaraciones a lo reporteros unas horas después de que se dieron a conocer las grabaciones   entre un empresario de OHL y el secretario de comunicaciones mexiquense, Apolinar Mena Vargas, fueron oportunas de parte del mandatario mexiquense, de lo contrario, en estos momentos, la crisis de imagen del gobernador y su gabinete habría tenido repercusiones más severas.

Eruviel ya salió a decir que se aplicará todo el peso de la ley  si   hay responsabilidades de las partes, y que se castigará a la par si algún funcionario público de su administración incurrió en alguna falta.

Dijo que la contraloría  del Estado de México inició las investigaciones y estará apoyada por la Secretaría de la Función Pública y del Órgano Superior de Fiscalización de la Cámara de Diputados.

Con esto, el mandatario mexiquense mandó un mensaje de control de daños; es decir, no obstante la contundencia de las acusaciones y de la defensa que hizo de su persona  el secretario Apolinar Mena, el gobierno del Estado de México respondió en tiempo y forma.

Sobre todo la imagen de Eruviel Ávila tendrá que  cuidarse en extremo en virtud de que este escándalo bien pudo  tener la intención de dañar al mandatario mexiquense, pues la filtración de las grabaciones en donde se insinúan actos de corrupción del   miembro del gabinete de Eruviel bien pudieron ser expuestas desde la estructura de alguna dependencia federal que busca crearle problemas al gobernador mexiquense.

Pero al parecer el gobernador Eruviel está respondiendo con acierto a este escándalo que seguramente esta semana tendrá más consecuencias, por lo que solo falta lo vital que es la renuncia de Apolinar Mena Vargas.

El secretario involucrado en el escándalo OHL tendrá que irse, no puede continuar en el cargo por la simple razón de que el gobernador Eruviel fue claro al decir que las investigaciones llegarán a sus ultimas consecuencias, y la verdad esas indagatorias deben quedar libres; es decir, sin Apolinar Mena Vargas en la titularidad de la Secretaría investigada.

Por sentido común el  aún secretario de Comunicaciones del gobierno estatal, Apolinar Mena, debe dejar el cargo para no dañar en extremo la imagen del mandatario mexiquense y poner en riesgo a toda la estructura del gobierno.

SÍNTESIS POLÍTICA

Seguramente, en las próximas horas se acelerarán las actividades de campaña de los partidos políticos en virtud de que muchos candidatos a alcaldes y diputados locales no se conocen por más que sus dirigentes intenten difundirlos de boca en boca, se requiere más astucia y oficio de los líderes partidistas de los 11 organismos con registro que están participando en el proceso comicial.

Mi twitter es @TomasFloresR10
Correos: tomas@8columnas.com.mx
tomasfloresr@icloud.com