EDITORIAL

0
124

En medio de los jaloneos por el próximo aumento salarial con la Secretaría de Finanzas y donde se advierte que -como en pocos años- la firma del convenio con el gobierno estatal se dará en menos de 15 días- el Sindicato Único de Trabajadores del Estado y Municipios (SUTEYM) entrará esta semana en una más de sus álgidas elecciones internas que sacarán chispas.

 

Ahora será en la delegación SUTEYM Toluca donde el viernes siguiente se estarán abriendo las urnas de los más de 2 Mil 200 trabajadores sindicalizados del ayuntamiento para elegir a su Secretario General. Los burócratas toluqueños con derechos gremiales le dirán adiós a la fatídica representación de Martín Mendoza.

 

Martín Mendoza ha sido el líder sindical de los últimos cuatro años, tiempo en el que sus representados no han viso beneficio sólido o permanente que haga reconocer a su dirigente. Martín saldrá por cuerdas de su opaca y trastabillante representación. Sólo habrá que ver cuantos votaron a favor de su informe la semana antepasada para poner a Mendoza en su justa dimensión. Eso sí, sus casas, sus autos y sus lujos familiares fueron los más beneficiados.

 

En la lista de la nueva contienda están quienes deben enderezar el barco sumeimista de Toluca. Al principio eran nueve aspirantes, pero la convocatoria emitida por el Comité de Vigilancia, a cargo de René Palomares Parra, puso como candado que todos aquellos pretendientes deben contar con el respaldo -vía firmas- de al menos el 30 por ciento de los sindicalizados de la capital, es decir, con esto se reduce a tres el número de participantes.

 

Los tres nombres ya están en cartera. Uno de ellos es Francisco Javier Mendoza de Jesús, emergido del departamento de limpia, pero quien no goza de buena reputación entre los miembros empleados del ayuntamiento dedicados a barrer y escombrar los espacios públicos. A francisco lo ubican como un “compañero” soberbio y arribista. Lo peor para su causa es que para poder competir en estas elecciones debió haber perdido licencia a su cargo de delegado sindical desde hace dos meses y -al parecer- no lo hizo con el tiempo estatutario requerido.

 

El siguiente aspirante es Fermín Zarza, que sale de las filas de Obras Públicas. Este aspirante es conocido como el “Cruz Azul” del SUTEYM Toluca porque ha competido en las últimas tres elecciones sindicales y nomás no gana, va por la cuarta y ya todos le anticipan el resultado.

 

Por último, está Juan Gabriel López Garduño, también perteneciente al departamento de limpia. Como antecedente está que perteneció a la inoperante administración gremial de Enrique Santana, quien fue líder de esta sección hace ocho años y “ni para atrás ni para adelante”. Como anda de distraído este pretendiente, que fue capaz de lograr hace unos días el 30% de las firmas de los trabajadores sindicalizados de Toluca y con eso se conformó, en lugar de buscar el 40, 50 o 60 por ciento que le diera el triunfo por anticipado.