ENTRE COMILLAS- ALBERTO ABREGO

0
135

YA ES HORA DE QUE OAXACA GANE

Alberto Abrego
“Qué lejos estoy del suelo donde he nacido, inmensa nostalgia invade mi
pensamiento, al verme tan solo y triste, cual hoja al viento, quisiera llorar, quisiera

morir ¡de sentimiento!”

Canción Mixteca de Álvaro Carrillo, símbolo mi Oaxaca inolvidable

La última encuesta sobre las preferencias para conseguir la candidatura al gobierno de
Oaxaca revela que la actual senadora Susana Harp Iturribarría aventaja al segundo
contendiente Salomón Jara Cruz en la competición interna del Partido Movimiento de
Regeneración Nacional. Y es que quien consiga la designación de Morena como
candidato a la gubernatura tiene prácticamente asegurado el triunfo, pues desde hace
varios meses, las mediciones de las principales empresas encuestadoras del país colocan
al Estado de Oaxaca como una de las entidades que el próximo 5 de junio de 2022
colocará un clavo más en el ataúd del partido en el poder de ese Estado.
Estos pronósticos se antojan totalmente lógicos si observamos algunas cifras: Desde
1925, toda una historia de gobiernos priístas (antes PRM), además de una administración
(Gabino Cué) disfrazada de Movimiento Ciudadano, Oaxaca está sumido en los niveles
de pobreza extrema más insultantes de nuestro país; el último reporte del Consejo
Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), indica que en
2020 el índice de pobreza de la población oaxaqueña era del 61.7 por ciento, en tanto que
del de pobreza extrema del 20.6 por ciento, y desde entonces a la fecha no existen
indicios de que la situación haya mejorado. Oaxaca es el tercer estado más pobre del
país, solo superado por Chiapas y Guerrero; cerca de un 20 por ciento de su población no
habla español. Datos recientes del INEGI reportan que 13 de cada 100 habitantes
mayores de 15 años no saben leer ni escribir ocupando el nada honroso tercer lugar
nacional en analfabetismo; mientras que en el tema de la migración, en el último
quinquenio alrededor de 140 mil personas salieron de su estado por falta de
oportunidades laborales. El 76 por ciento de la población en el estado del sureste carece
de acceso a la seguridad social, el 58 por ciento de servicios básicos de vivienda y el 27
por ciento a la alimentación; además de ser la entidad con mayor tasa de mortalidad de
menores de cinco años por deficiencias nutricionales.
La historia de los gobernadores en Oaxaca tampoco es para presumir. El actual
mandatario Alejandro Murat no oculta sus aspiraciones presidenciales en medio de
señalamientos de corrupción por contratos de miles de millones de pesos con una
empresa relacionada con el exgobernador de Chihuahua César Duarte, quien se
encuentra preso en Estados Unidos enfrentando cargos por malversación de fondos
públicos. El problema en Oaxaca es un asunto que en sí mismo plantea un desafío
mayúsculo para quien tome la estafeta. Las patéticas actuaciones durante décadas de
cacicazgo político han causado agravios imperdonables al pueblo oaxaqueño, que ha sido
víctima impotente de la insensatez absoluta, de la corrupción, del despojo impune, de la
irreflexión y de la más criminal complicidad de los gobiernos federales.

Hoy, Susana Harp y Salomón Jara (en ese orden) se perfilan como los aspirantes con
más posibilidades de tomar esa estafeta. Las mediciones indican que los oaxaqueños
planean un cambio de rumbo, cansados de esperar, de sufrir y de morir en la miseria.
Urgen en Oaxaca políticas públicas encaminadas a resolver una realidad social que
indigna, y para ello se requieren gobernantes honestos, que impulsen iniciativas y sumen
voluntades para rescatar la entidad del rezago y las carencias sociales.
Política, psicóloga, cantora mexicana, defensora de las culturas tradicionales, Senadora
de la República y Presidente de la Comisión de Cultura de la LXIV Legislatura, los
números indican que la senadora tiene ventaja en las preferencias, aunque Jara no se
dará por vencido y luchará por la candidatura (si su salud se lo permite, ya que
recientemente se publicó que fue intervenido de emergencia debido a un infarto cerebral).
Urge una sacudida, terminar con los abusos, privilegios, despilfarros, impunidad,
componendas y toda una historia de carencias y agravios sociales. Urge atender la
desigualdad social, llevar servicios médicos y educación a localidades marginadas, utilizar
el presupuesto para atender carencias y no intereses particulares, fomentar la inversión,
el turismo, proponer una verdadera reforma educativa local que sea incluyente con las
ocho regiones tan distintas entre sí, generar empleos y oportunidades, fomentar la riqueza
cultural, apoyar la juventud y crear esperanza. Urge un proyecto de gobierno serio y
honesto.
Ya es hora de que Oaxaca gane.
RÁPIDAS MEXIQUENSES. Autoridades de la Comisión de Búsqueda de Personas en el
Estado de México (COBUPEM), con el apoyo de elementos de Antropología, de la
Fiscalía General de Justicia y de Seguridad Pública reiniciaron la búsqueda de personas
desaparecidas en el canal de aguas negras en el Municipio de Ecatepec. Sencillamente
dantesco, buscar cuerpos al azar en un río tóxico. ¿Y las investigaciones de las
autoridades?, ¿y el seguimiento de las pistas?, ¿a cada desaparecido habrá que buscarlo
ahí?, ¿hasta dónde hemos llegado como sociedad al buscar en el drenaje a nuestros
desaparecidos?