Punto de inflección

0
169

Por Jorge ESPINOSA

 

Las desafortunadas declaraciones que acompañaron la precandidatura de Donald Trump respecto a los mexicanos han acaparado las noticias de los últimos días en nuestro país.

    Es cierto que Trump puede tener una gran visión para los negocios, pero evidentemente no la tiene para el tema político. Al parecer sus asesores olvidaron decirle que la diplomacia es una parte esencial dentro de la política de un país.

    Aún cuando alcanzó el segundo lugar en una encuesta nacional difundida por Fox News (11% de las preferencias entre el electorado republicano), posicionándose justo detrás de Jeb Bush, las probabilidades de que Trump llegue a la Casa Blanca son remotas. Incluso pareciera difícil que logre considerarse como candidato serio por parte de este partido político para contender en los comicios que se celebrarán el próximo año. Estados Unidos es el segundo país con mayor número de hispanoparlantes, justo detrás de México y por encima de Colombia y España, por lo que la influencia latina sería uno de los principales retos a vencer en una virtual campaña.

    Debido a que dichas declaraciones fueron realizadas por un ciudadano con aspiraciones presidenciales, el gobierno mexicano no puede interponer alguna queja oficial a través de la Secretaria de Relaciones Exteriores, salvo por los breves comentarios emitidos por el Canciller y el Secretario de Gobernación en entrevistas. Pero quien sí lo ha hecho y no a través de los canales diplomáticos, han sido empresas importantes en nuestro país y en Estados Unidos con fuerte presencia hispana.

    Tal es el caso de la principal televisora de habla hispana en el país de las barras y las estrellas (Univisión), NBC y recientemente Televisa y Ora TV (empresa de Carlos Slim). Recientemente Macy’s, una de las principales tiendas departamentales en este país, ha anunciado la ruptura con empresas Trump. Macy’s vende la línea de ropa de esta empresa (camisas y corbatas, principalmente)

    Porqué son trascendentes estas reacciones en contra de Trump? Actualmente, existen poderes fácticos que por sus intereses económicos juegan un papel importante en la toma de decisiones en las actividades políticas, estos no son por tanto poderes «formales», sino «poderes informales» que están al margen de la previsión de la ley y que son ostentados y ejercidos de facto por individuos o grupos para defender intereses económicos y sociales de carácter particular dentro de la comunidad política.

    Desafortunadamente, en los últimos años se ha satanizado a los poderes fácticos en nuestro país, creando la idea que dichos poderes buscan exclusivamente su beneficio (o el de algunos políticos) a cualquier costo. Esto no es del todo erróneo, pero como en todo, la moneda suele tener dos caras.

    Estos actores han ejercido un papel importante en las legislaciones de distintos países, ya que en este mundo Global, el sistema de naciones generalmente cuenta con los mismos actores, a diferencia de que en algunos suelen tener diferentes pesos en las tomas de decisiones. Son dichos actores los que generan el famoso «cabildeo político», que cada vez tiene mayor influencia en nuestro país.

    Según Michel Foucault, el ejercicio del poder consiste en «conducir conductas» y en arreglar las probabilidades. En el fondo, el poder es menos una confrontación entre dos adversarios o la vinculación de uno con otro, que una cuestión de gobierno.

    Por lo tanto, estos actores están ejerciendo su poder para buscar el beneficio de un sector de la sociedad (33 millones de personas de origen mexicano en Estados Unidos, según recientes datos de la SRE), aunado a que la misma sociedad a través de organizaciones civiles presionó a empresas como NBC, a través de la plataforma Change.org, logrando recaudar mas de 200 mil firmas solicitando la cancelación de la transmisión de Miss Universo, propiedad de Donald Trump. De igual forma, Colombia ha anunciado que dimitirá en la búsqueda de ser la sede para dicho concurso.

    Resulta que a Donald Trump las empresas le están haciendo efectiva la «reciprocidad diplomática», misma que consiste en que cuando un estado provoca una acción, el otro estado confrontado, reacciona con igual o mayor medida, afectando las relaciones entre ambos.

    Parece que Trump no midió las consecuencias de sus palabras a nivel empresarial. Y es a través de su concurso «Miss Universo», en dónde su bolsillo se esta viendo mayormente afectado.

    Lo rescatable de este tema, es que las empresas mexicanas, con una presencia importante en Estados Unidos, están respondiendo por la comunidad latinoamericana. En mayo del año pasado, Trump declaró que «A México le esta yendo bien. México va a ser la nueva China en términos de producir bienes. Fíjense en lo que está ocurriendo en México». Tal vez el no se fijó muy bien en lo que estaba ocurriendo en México a nivel empresarial y no supo medir la consecuencia de sus palabras, que hoy en día están teniendo una reacción en el campo de batalla que Trump creía dominar, pero que parece, esta siendo presionado para sonar la retirada al ser atacado por varios frentes.

Twitter: @jorespinosa