RADIOS DE DOS VIAS: COMUNICACION EN TODO MOMENTO

0
129

SERGIO MACEDO GONZALEZ

Los radios de dos vías, también conocidos como walkies talkies, son una excelente alternativa para mantener la comunicación en caso de emergencia al realizar deportes al aire libre, durante fenómenos naturales, acciones de vigilancia vecinal, entre otras actividades, pues están diseñados para usarse en condiciones adversas, no requieren planes de renta y la duración de la batería es prolongada.

 

A pesar de los grandes avances tecnológicos en la telefonía celular, estos fueron incapaces de comunicar a la población del centro del país durante el sismo de septiembre de 2017. La red de cuarta generación -4g-, los sofisticados iPhones o los aparatos con costos de más de 15 mil pesos, enmudecieron en medio de la contingencia, fueron incapaces de enlazar a miles de personas durante varias horas.

 

Los teléfonos inteligentes utilizan componentes muy avanzados, requieren una red de antenas, así como satélites capaces de comunicar a dos personas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia, que en cuestión de segundos pueden entablar una conversación con solo marcar unos números en el teclado. Una maravilla del mundo moderno.

 

Por su parte los radios de dos vías son aparatos que trabajan con tecnología análoga, un sistema elemental de comunicación, pero efectivo en todo momento, siempre y cuando la batería se encuentre cargada, lo que los convierte en una alternativa de contacto segura, confiable y económica en comparación con un plan de telefonía celular, que depende de la cobertura del servicio.

 

Estos receptores-trasmisores se utilizan para la comunicación constante de un grupo, pues un mensaje puede escucharse en varios radios al mismo tiempo, aunque únicamente  puede hablar una persona a la vez, operan sin necesidad de licencias, trabajan en frecuencias libres, se pueden adquirir en centros comerciales, ferreterías, tiendas especializadas, prácticamente en todos lados, son económicos, en promedio cuestan menos que un teléfono celular de gama media y resultan más efectivos en ciertas circunstancias.

 

Sin embargo, el rango de comunicación es limitada, de apenas cinco kilómetros o un poco más en condiciones ideales, a pesar de ello, son la mejor opción al momento de realizar alguna actividad al aire libre. En caso de un imprevisto el excursionista puede solicitar ayuda si no cuenta con señal de teléfono, sin duda una herramienta indispensable para evitar extravíos en zonas boscosas.

 

Cabe señalar que un radio de dos vías no tiene contacto directo con los cuerpos de emergencia, como Cruz Roja o la policía local, ya que estas corporaciones frecuencias diferentes, pero se puede pedir apoyo a otra persona, familiar, amigo o miembro del equipo que se encuentre en la zona y cuente con un equipo programado en el mismo canal. En España varios clubes de montañismo homologaron el canal 7.7 como línea de emergencia en zonas agrestes, lo que ha ayudado a rescatar a varios excursionistas en peligro, pero de esto conoceremos más la próxima semana.   

 

Debido a las ventajas de mantenimiento, autonomía de la batería, no requerir licencia para su uso o un plan de prepago, estos sistemas portátiles de comunicación se pueden utilizar en tareas de vigilancia barrial. También podría ser una alternativa de contacto durante y después de ocurridos fenómenos naturales como un sismo, inundación, huracanes, que por su naturaleza afectan la red de telecomunicaciones y su restablecimiento puede tardar varios días; mientras tanto los radios de dos vías pueden enlazar a vecinos, familiares, amigos hasta la operación normal de la telefonía.