YA EMPEZÓ SU TURNO- Isidro O`Shea

0
9
FOTO: Especial

YA EMPEZÓ SU TURNO

Por: Isidro O`Shea

@isidroshea

Es cuatro de enero, desde el pasado sábado se dio la transición de los gobiernos municipales, la mayoría de ellos cambiando de color y solamente pocos logrando la reelección de sus gobernantes. Lo anterior significa que a la mayor parte de la ciudadanía le bastó tres años para darse cuenta del pobre rendimiento de aquellos o aquellas que los gobernaban, reflejándose en un voto de castigo. Los resultados fueron muy diferentes a los del 2018, el mapa sigue cambiando de colores, y cada vez es más difícil que la ciudadanía tolere a malos gobernantes.

Por otra parte, muchos sabemos que no son del todo fácil las épocas de precampaña, campaña y transición; que son jornadas largas y de mucho trabajo. Sin embargo, ello no le importa al ciudadano común, y no le importa simple y sencillamente porque ello no lo ve reflejado en su día a día, es más ni siquiera le repercute.

Los ciudadanos saben que muchas de las administraciones anteriores dejaron un verdadero caos en las oficinas municipales, sin ningún tipo de recursos, pero ello no es pretexto para el ciudadano, ello no explicará al ciudadano que las y los nuevos presidentes municipales no entreguen resultados, mucho menos si así lo prometieron.

Las excusas, reitero, no tendrán cabida en el escuchar de la ciudadanía, pues los ciudadanos dan por sentado (y hacen bien) de que aquellos y aquellas que se postulan para cargos de elección popular están capacitados para revertir la situación, y sobre todo, que son y eran conscientes de las circunstancias con las que se podían encontrar.

Asimismo, toda acción y toda forma también está al juicio de los ciudadanos, todo forma parte de aquello que la ciudadanía quiere o no quiere ver. De aquello que están cansados o de aquello que llevan años exigiendo.

El principal reto para la mayoría de los nuevos presidentes municipales, sin duda, es la seguridad, sin embargo, ello no significa que sea lo único, mucho menos cuando se hicieron promesas durante la campaña y/o transición.

Por ejemplo: el Dr. Raymundo Martínez no solamente tendrá que hacer frente a la inseguridad y a la desastrosa situación que le dejaron con los trabajadores del municipio, sino que también tendrá que honrar su palabra volviendo a hacer de Toluca una de las mejores capitales de México; Fernando Flores en Metepec tendrá, además de enfrentar la inseguridad, que demostrar que Metepec se convertirá en un municipio de vanguardia y nuevas tecnologías.

Hoy la gente no tiene tiempo de aguante, hoy la gente tiene la mecha muy corta, y es más que comprensible. Al final, el municipio no es esa figura jurídica administrativa abstracta que está dentro del artículo 115 de la Constitución Mexicana; el municipio es el mercado al que vamos; las calles que transitamos; los baches que esquivamos; las banquetas en las que andamos; los parques y jardines donde queremos que los niños jueguen; los servicios públicos básicos y más cercanos. Eso es para el ciudadano el municipio, y si ahí no observa mejoras, con toda legitimidad el día de mañana le reclamará a sus representantes.

Muy probablemente las nuevas autoridades apenas están desempolvando lo poco que les dejaron, pero el ciudadano ya está tomando nota.

Tiempo añadido: Tal como lo escribí en los renglones pasados, todo, absolutamente todo puede evaluar el ciudadano; y aunque no en pocos gabinetes se observaron más nombramientos por cuates que por capacidades, también podemos ser testigos de lo contrario. Y es que es de reconocer a la presidenta de San Mateo Atenco que se tomó con seriedad el nombramiento de quienes la acompañarán en su gestión, haciendo un gabinete totalmente paritario en cuestión de género, y no solamente ello, sino también conformado por 1/3 de jóvenes, así como por adultos mayores. Enhorabuena a la presidenta Ana Muñiz, que sabe lo que significa la verdadera inclusión.