No a despenalización del consumo de mariguana

1
63
México.- El presidente Enrique Peña Nieto clausuró la 39ª Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, donde resaltó los avances alcanzados en la primera mitad de la Administración.

* “No perdamos el centro de atención, que es cuidar la salud de
 la niñez, la juventud y toda la sociedad”, recalcó el mandatario.

México.- Los esfuerzos para cumplir con el objetivo de reducir el consumo de consumo de drogas entre la niñez y la juventud, se han cumplido, a pesar de que todavía existen casos específicos, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.
Las ocasiones en que menores de edad han adquirido y consumido drogas no significan que los esfuerzos realizados no estén cumpliendo con el objetivo más importante, que es disminuir y evitar el consumo de sustancias dañinas entre niños, jóvenes y población en general.
Durante la 39 Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, reiteró su postura contra la despenalización del consumo de la mariguana, pero subrayó que ha convocado a un amplio debate sobre el tema para definir las políticas públicas que debe seguir el Estado mexicano al respecto.
En respuesta a la exposición de Adelina Lobo Guerrero, invitada permanente de la sociedad civil en este Consejo, quien llamó a una regularización de sustancias y a un cambio de visión “sin prejuicios” frente a las drogas, el mandatario recalcó que no se trata de ser distintos, sino de tener un objetivo claro frente a ellas.

 

No se trata de adoptar modelos de países permisionistas, sino de que los cambios eviten que haya un mayor consumo de sustancias dañinas, por lo que el debate permitirá encontrar soluciones y una definición clara de los efectos nocivos de las distintas drogas.
“No perdamos el centro de atención, que es cuidar la salud de la niñez, la juventud y toda la sociedad”, recalcó el mandatario.
Adelina Lobo expuso a los integrantes del Consejo que continuar con una política prohibicionista ha llevado a estigmatizar el tema, en tanto que el mercado ilegal de las drogas ha provocado un debilitamiento del Estado de derecho y un incremento del uso de sustancias ilícitas.
Consideró que se debe transitar de una política prohibicionista hacia una política de drogas, no sólo de la regulación de la mariguana, sino de todas las sustancias que dañan a la juventud.