El PRI no es un partido corrupto: Enrique Geyne

0
143
En el tricolor contrario a lo que comúnmente se cree, no hay impunidad y prueba de ello, son los malos gobernantes que extraviaron el camino y se alejaron de la ley, ya fueron expulsados de las filas del Revolucionario Institucional y están en la cárcel, afirmó Enrique Geyne.

* Es de dominio público cómo gobernadores emanados del PRI que incurrieron en actos de corrupción han sido severamente sancionados y se encuentran en la cárcel.

Atizapán, Méx.- El candidato priista a la presidencia municipal, Enrique Geyne, reiteró que las instituciones no son las que fallan sino las personas, por lo que aseguró que el Partido Revolucionario Institucional no es corrupto.
En ese sentido, expresó que en el tricolor, contrario a lo que comúnmente se cree, no hay impunidad y prueba de ello, añadió, son los malos gobernantes que extraviaron el camino y se alejaron de la ley, así como de los ciudadanos, mismos que ya fueron expulsados de las filas del Revolucionario Institucional. «Soy orgullosamente priista», aseveró.
Además, apuntó, es de dominio público cómo gobernadores emanados del PRI que incurrieron en actos de corrupción han sido severamente sancionados y se encuentran en la cárcel, lo que demuestra que no existe la impunidad para ninguno de ellos.
Lo anterior fue mencionado por Enrique Geyne durante su gira de campaña por la colonia Lomas de San Miguel, donde al visitar las calles Jazmín y Amapola, los habitantes de esa comunidad le solicitaron seguridad, así como mejores servicios públicos.
Al respecto, Enrique Geyne se comprometió a que como presidente municipal atenderá de inmediato el reclamo ciudadano en materia de seguridad y los servicios públicos que ofrecerá su gobierno serán de calidad, a diferencia de las administraciones que le han fallado a los atizapenses.
Y aseguró que la única opción viable para tener un mejor Atizapán es la del PRI, ya que hoy compiten por la presidencia de la localidad tres exalcaldes, «de los que no se hace uno», puesto que la de Morena es de Tlalnepantla y ni siquiera conoce el municipio, mientras que la candidata del PAN es rechazada por la gente, por su mediocre desempeño, y el abanderado del Verde ofreció muchas cosas que a final de cuentas no cumplió.
«Ellos creen que los atizapenses podemos ser tomados como personas de segunda, que pueden venir a mal gobernar y que nadie dirá nada, pero se equivocan rotundamente, porque la ciudadanía ya se ha dado cuenta que sólo el PRI sabe cómo sacar adelante a Atizapán y así lo plasmará en las urnas el 1 de julio», puntualizó.