ONU y Naucalpan trabajan contra violencia de género

0
263
Es muy importante que las mujeres tengan una vida digna, con respeto a sus derechos humanos, afirmó la alcaldesa de Naucalpan Patricia Durán luego de dar a conocer que trabajará conjuntamente con la ONU para trazar un plan de trabajo encaminado a eliminar la violencia contra las mujeres y niñas.

*La Alcaldesa expresó su compromiso en esta lucha.

La Presidenta Municipal, Patricia Durán Reveles, se reunió con representantes de la Organización de las Naciones Unidas para trazar un plan de trabajo encaminado a eliminar la violencia contra las mujeres y niñas, como parte de la iniciativa internacional Spotlight.
Acompañada de la Secretaria de la Mujeres Naucalpenses y la Igualdad Sustantiva, Adriana González Furlong y su equipo, la Alcaldesa expresó su compromiso en esta lucha, para lo cual se trabaja en cursos de defensa personal, apoyos económicos y capacitación laboral, asesorías jurídicas y psicológicas, así como en el traslado a la Casa de Transición, en caso de que mujeres víctimas de violencia requieran refugio.
“Es muy importante que tengan una vida digna, con respeto a sus derechos humanos. Por ello, creamos la Secretaría de las Mujeres para generar políticas públicas junto con todas las áreas de Gobierno. Queremos tener acciones permanentes para transformar la vida de las mujeres”, indicó la Munícipe.
Con una duración de cuatro años, el programa Spotlight se alinea con la agenda 2030. Se trata de una iniciativa impulsada por la ONU en conjunto con la Unión Europea. El 29 de mayo de este año se anunció su implementación en México, con recursos por 7.5 millones de dólares. Los recursos serán destinados a cinco municipios y serán ejercidos directamente por parte de los organismos internacionales.
María Inés Mesta, Coordinadora de la Iniciativa Spotlight en México, resaltó la importancia de canalizar esfuerzos con miras a erradicar la violencia de género con acciones concretas. El abanico de acciones es amplio, y se incluyen cursos, talleres, diagnósticos, intervenciones comunitarias, protocolos de actuación, así como desarrollo de infraestructura para prevenir acoso y agresiones.
“Se busca que exista un compromiso por parte de los municipios para volver sostenible la iniciativa con inversión de recursos propios y que genere modelos que se puedan replicar en todo el país, que se vuelva parte de una política pública estatal, municipal y federal”, señaló Mesta. Añadió que uno de los objetivos es privilegiar las acciones preventivas y cambiar el esquema reactivo que se tiene por parte de los gobiernos.