En Naucalpan estamos en semáforo rojo; el regreso a la nueva normalidad aún no llega

0
180

REDACCIÓN 

El Gobierno de Naucalpan determinó mantener las medidas de confinamiento y distanciamiento social la próxima semana, a partir del 1 de junio, una vez que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia.
Lo anterior, en atención a las indicaciones del Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, quien señaló que la entidad se encuentra en semáforo rojo por el alto número de contagios de COVID-19.
El pico de contagios podría durar dos semanas y media más, por lo que es necesario continuar con las medidas que mitiguen el riesgo de contagios de la nueva cepa.
En consecuencia, el Gobierno de Naucalpan reforzó la difusión de la campaña Quédate en Casa, en los que se indica que estamos en semáforo rojo.
“La prioridad de mi Gobierno es preservar la vida y la salud de los naucalpenses, por lo que continuaremos con las medidas de resguardo hasta que el semáforo cambie de color.
“Hoy más que nunca es importante atender las recomendaciones de las autoridades sanitarias, por eso le pedimos a la población: Quédate en Casa”, apuntó Durán Reveles.
El Plan de Reapertura Naucalpan 2020 se guiará por las disposiciones de los Gobiernos de México y del Estado de México.
Esta semana, el Secretario de Salud estatal, Gabriel O’Shea, reconoció la importancia para las familias de reiniciar sus actividades económicas, sin embargo, subrayó que en esta etapa debe prevalecer el cuidado de la salud. Dijo que se planifica el reinicio de las actividades, pero no se puede determinar el momento exacto, pues depende de la evolución de la epidemia.
El pasado 13 de mayo, el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, y el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, Hugo López-Gatell, presentaron el plan de regreso a la nueva normalidad, en el cual se incluye una semaforización por estados que indica el nivel de transmisión del virus y, por tanto, la posibilidad de regresar a las actividades económicas, públicas y sociales.
El semáforo en rojo sólo permite actividades laborales esenciales; en naranja concede retomar actividades no esenciales y en espacios públicos, pero a un nivel reducido y con precaución en grupos vulnerables; en amarillo autoriza reactivar actividades esenciales y no esenciales sin restricciones, con cuidado a grupos vulnerables en nivel medio, incluye la reapertura con limitaciones de espacios públicos cerrados; en verde aprueba todas las actividades, incluidas las escolares, siempre con las medidas de higiene y prevención conducentes.