La Semana Santa regresa a Cieza

0
261
FOTO: Especial

 

Le empezamos llamando nueva normalidad, aunque de normal no tenía, ni tiene, nada, pues lo normal en el ser humano es la socialización con los otros. Bien tenía razón Octavio Paz al afirmar “los otros todos, que nosotros somos”, lo cual indica que nos vamos formando a partir de lo que aprendemos y aprehendemos del otro, así como de nuestras experiencias y viajes.

Sin embargo, la mayoría de nuestras actividades diarias y convencionales, mismas que llevábamos realizando por muchísimos años o, incluso, toda nuestra vida, tuvieron que parar; detenerse, pues, sin aviso previo. Todo ello producto de la pandemia del COVID19.

Y es que ¿quién iba a imaginar que el mundo realmente nos obedecería respecto a pararse un poco? Bien dicen que hay que tener cuidado con lo que deseamos.

La pandemia del COVID19 provocó que hasta la salida a la farmacia se convirtiera en una aventura. En fin, si bien es cierto que no podemos confiarnos del fin pandémico del COVID19, también es cierto que no podemos vivir angustiados el resto de nuestras vidas. En ese sentido ya nos hace falta volver a vivir esas experiencias pequeñas, medianas o grandes que nos hacen sentir vivos.

Justo es lo que este año se ha propuesto Cieza, en la provincia de Murcia, España, donde después de dos años sin conmemoración, regresan sus días más grandes, los días de la Semana Santa. Y si bien es cierto que Sevilla es famosa por los días de la Semana Santa, Cieza no tiene nada que envidiarle, mucho menos ahora en este 2022 que vuelve a lo grande, a partir de la composición musical que se estrenará el próximo Martes Santo.

Así es, el Prendimiento de los actos de Semana Santa tendrá su propia música no solamente a partir de la Banda Municipal, sino también con la gran colaboración del prestigioso músico Roque Baños, ganador de 3 premios Goya. Es decir, Cieza contará con una Semana Santa de primer nivel como nos tiene acostumbrados pero ahora, precisamente, se suma la sorpresa en forma de bonus track mediante el enorme músico Roque Baños.

Lo anterior ha hecho que toda la comunidad de Cieza cuente, ahora más que nunca, los días para el inicio de la Semana Santa; lo cual siempre ocurre, pero hoy con mucha más emoción al añadir los factores de una espera de dos años, así como lo que resultará a partir de la composición del que ha ganado 3 máximas estatuillas a lo mejor de España en el cine, otorgadas por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Si por algo se distingue Roque Baños como compositor, es por el hecho de conseguir que su música module las emociones en la narración de cualquier gran relato; buscando no solo definir el marco en el que se desarrolla el relato, sino de texturizar el entramado psicológico y anímico de los personajes, al punto de terminar por enredar al espectador hasta hacerlo partícipe de la puesta en escena.

Y es que Baños, que disfrutó en primera persona del Prendimiento, el Martes Santo de 2019, meses antes de la crisis sanitaria que nos cambió la vida, ha ido mucho más allá del habitual lenguaje de la marcha procesional, al dotar con una enorme profundidad y carga dramática el relato ciezano de aquella noche crucial del apresamiento de Cristo, confirmando así lo que se mencionaba al principio, nuestra máxima energía de hoy, después de meses sumamente complicados.

Roque Baños ha unido su genialidad y su instinto como contador de historias, al despliegue de los recursos armónicos, técnicos y expresivos que caracterizan la música cinematográfica del siglo XXI.

El resultado será, sin duda, una obra colosal, llena de matices para adecuarse a la narración episódica, pero de rotunda unidad.

El concejal de Turismo de Cieza, Antonio Moya, permite entrever el entusiasmo y la ilusión que, a través de sus palabras, mismas que cobran ya parte del encanto de lo que se ha logrado; afirmando que desea que la partitura de Roque Baños se convierta para siempre en parte del Prendimiento ciezano, lo cual sería, sin duda, un sueño hecho realidad.

Y es que el compromiso de Cieza es ofrecer a los visitantes una experiencia única, original, pero sobre todo de profunda emoción; que no sea ya el típico viaje que se queda en las fotos del celular, sino ahora, como antes, en la gran memoria del sentir y del latir de la persona. En Cieza se tiene un legado de extraordinario valor que no deja de crecer, y que se comparte con esta maravillosa forma de vivir “la Pasión” con el mundo entero.

Ahora se tendrá, pues, un prendimiento que subraya y converge la tradición con los nuevos recursos; haciéndolo más accesible para todos los espectadores.

Prueba de esta intención y de este esfuerzo es la composición de Baños y su estreno mundial, en el mejor de los escenarios posibles: las calles de la maravillosa ciudad de Cieza.