Qué hacer en cuarentena #15: crea una lista de deseos

0
412

POR Pameli POPOCA 

 

La cuarentena sigue su curso rumbo a la recta final y el tiempo en confinamiento revela realidades que quizás ya existían, pero no tenían tanto sentido como ahora. Los largos periodos de aislamiento pueden llevarnos, en el mejor de los casos al aburrimiento, a agotar nuestros medios de recreación y nuestros recursos de ocio y entretenimiento, aunque a algunos puede llevarlos a presentar episodios de depresión o ansiedad. Por eso en este medio te dejamos una lista de cosas con las que puedes aprovechar la cuarentena de forma productiva y saludable. Por ejemplo, ¿has pensado en hacer una lista de deseos?  

Una lista de deseos o propósitos (bucket list en inglés), es un concepto de lista en donde se encuentran inscritas las cosas que más debemos o queremos hacer; en realidad es un concepto abstracto, ya que la lista está siempre –aunque en desorden- en nuestras mentes, por eso es importante -y más ahora que el aislamiento lo permite- plasmarla en una hoja de papel o digital. El acto simbólico de pensar y redactar nuestros deseos en la espera de concretarlos es una manera de autoanálisis que nos permite pactar con nosotros mismos en cuanto a las cosas que queremos conseguir en el futuro.  

Alcanzar tu peso ideal, aprender un nuevo idioma, visitar a una persona especial, terminar tu tesis, irte de fin de semana a Malinalco, comprarte ese par de botas o ese videojuego, hacer un huerto urbano, pedir perdón a alguien, pagar alguna deuda, remodelar tu espacio, cambiar de automóvil a bicicleta, dejar de fumar, volver a fumar, ir al concierto de tu artista favorito, pintarte el cabello, preparar una cena para toda tu familia, ver la serie que te recomendaron desde hace 2 años, romper con esa relación tóxica, dejarte o quitarte la barba, leer un libro de tu interés, iniciar tu canal de YouTube, etc., todo lo que deseas puede estar inscrito en tu lista particular.  

Esta actividad, además de ser un excelente ejercicio de introspección donde podemos darnos cuenta de nuestros deseos, fortalezas, debilidades y potencial, es una forma práctica y personal que –a un nivel psicológico- nos motiva a salir adelante con un propósito; en la cotidianidad solemos actuar en la persecución de nuestros objetivos, aunque esos objetivos a veces son solo versiones retorcidas de lo que realmente deseamos, por eso, hacer una lista nos permite enfocarnos en el objetivo final de nuestras actividades sociales y económicas, esos objetivos que a veces olvidamos pero que nos los que nos hacen levantarnos cada día.