Lolita Cortés sufrió rechazos por su talento

0
120
  • * La actriz y cantante celebra 37 años de trayectoria artística; recibirá una serie de homenajes en el musical “Mentiras” del 12 al 15 de mayo; impartirá en Guatemala taller de teatro musical.

México.- Infinidad de veces, Lolita Cortés tocó puertas para ganar la oportunidad de grabar discos o protagonizar obras de teatro, pero la respuesta siempre fue negativa de quienes estaban al frente de los proyectos.

    “Me decían que me faltaba estatura y que me sobraba voz. Era lo más ridículo que había escuchado y, al mismo tiempo, lo más doloroso que pudieran hacerme. Me hicieron sentir que mi talento estorbaba, que cantaba demasiado y no les servía así”, relató a Notimex.

    Ante el rechazo que recibió de parte de productores, directores y compañeros de trabajo, Lolita Cortés decidió cerrar la boca.

    “Siempre he sido una actriz disciplinada y cuando me decían que no estaban solicitando a alguien con tanto talento, guardé silencio.

     “Pero de tanto callarme llegué al punto en que dejé de hablar. Para comunicarme con los demás escribía todo y como a los 20 años decidí que no cantaría más y lo cumplí”, expresó.

    La cantante y actriz ha superado esos recuerdos y gracias a que luchó contra viento y marea para realizar sus sueños, celebra 37 años de trayectoria artística y el productor Morris Gilbert, así como la compañía del musical “Mentiras”, le rendirán una serie de homenajes del 12 al 15 de mayo.

    El primer día, Cortés interpretará a todos los personajes femeninos. El viernes habrá fragmentos de las obras en las que ha actuado. Para el sábado cantará un popurrí de sus musicales y el domingo será una gran sorpresa para ella.

    “Hace más de 25 años que Morris y yo nos conocemos. Cuando estuve en ‘Dulce Caridad’ nos hizo un reconocimiento a mi hermana y a mí. Luego me hizo otro en ‘Peter Pan’, pero nunca uno de cuatro días. Tengo mucho que agradecerle a él y a mis compañeros, porque es un trabajo en equipo lo que están haciendo”, comentó.

    Es en estos momentos cuando la artista sabe que todo ha valido la pena: “Cada función, cada maquillaje, cada lesión, cada acierto y cada error”. Se le conoce como “La reina de los musicales en México”. En realidad no sabe desde cuándo comenzarona llamarla así, y aunque se siente halagada, admite que se trata de un compromiso muy grande.

    “Por eso mismo, todos los días me preparo, lo hago en casa, con clases aquí o allá. Me mantengo sana y productiva, pues no quisiera decepcionar a nadie. Quiero que el público salga del teatro sabiendo que fui más de lo que esperaban”.

    Reflexionó que hasta el día de hoy ha logrado todo lo que se propuso, aunque admite que el camino fue más difícil de lo que imaginó.

    “Pero me siento muy contenta de que haya sido así, porque de lo contrario no sería quien soy y ahora soy una mujer que no sólo actúa, canta, baila y hace acrobacia en el escenario, también produzco teatro y me fascina porque puedo mover las cosas como yo quiero y no nada más recibo órdenes”, dijo.

    Le encantaría llevar a escena un musical clásico de gran formato, pero sabe que llegará en el momento adecuado y es paciente. Por lo pronto, se concentra en su escuela de actuación, en Teatro en Corto, así como las obras “Doce princesas en pugna”, “Mentiras” y “Animal…es”.

    Asimismo, prepara el espectáculo “Las cuatro en concierto” al lado de su hermana Laura Cortés y de Roxana Cortés, la hija que su padre tuvo con la actriz Roxana Chávez. Acerca de su disco “Intensa”, también prepara la promoción.

     El 28 de mayo viajará a Guatemala para impartir un taller de teatro musical. En aquel país se están iniciando en el género y el músico Napoleón Robleto le llamó para que compartiera su experiencia y conocimientos.