Habrá elección extraordinaria en Atlautla

0
4
FOTO: Especial

 

Por Lilia González

Tras resolver los últimos ocho asuntos que quedaban pendientes, referentes a inconformidades por los resultados del pasado proceso electoral local, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó ratificar la anulación de la elección municipal de Atlautla.

Lo anterior tras acreditar la existencia de violencia política en razón de género contra la priista Carmen Carreño García, con lo cual quedó sin efecto el resultado que había dado como ganadora a la planilla postulada por la coalición Juntos Haremos Historia en el Estado de México.

Los magistrados resolvieron confirmar, por unanimidad de votos, la nulidad de la elección, considerando que se tuvo por acreditada la amplia incidencia de las violaciones denunciadas en el proceso electoral, toda vez que la población estuvo expuesta a mensajes de odio difundidos en bardas, las cuales se encontraban en lugares estratégicos cercanos al mercado, la iglesia católica y cristiana, y las oficinas del Ayuntamiento.

La Sala Superior coincidió en que tales elementos prueban que la violencia política en razón de género derivó en violaciones generalizadas y determinantes que transgredieron los principios constitucionales —entre los que se encuentra la igualdad entre los géneros—, poniendo en duda la certeza de la elección; así como que influyeron activamente en el resultado obtenido.

Con ello, se subrayó que si bien la anulación de la elección es una consecuencia jurídica inevitable, lo que se busca no es castigar a quienes habían resultado ganadores, retirándoles el triunfo obtenido o atribuyéndoles la comisión de los actos de violencia, sino garantizar los principios de libertad, equidad y autenticidad de las elecciones, así como los de no discriminación e igualdad.

Con dicha determinación, la LXI Legislatura deberá convocar -en breve- a elecciones extraordinarias, y deberá establecer la fecha en la que se desarrollarán, por lo que tendrá que nombrar a un Ayuntamiento provisional para que el 1 de enero entre en funciones.