Ligereza en Altiplano

0
153
Como si nada… Discreto es el operativo que han montado las fuerzas federales en las inmediaciones del penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, donde se encuentra recluido Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo". Con una mínima presencia en las calles y cercanías a la cárcel federal, así se observa el cerco de seguridad de soldados, marinos y policías estatales. (Foto: Victoria Acevedo)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

 

  • Operativo discreto en las inmediaciones del penal de máxima seguridad de Almoloya.

 

Con un operativo discreto y con presencia mínima de elementos de las fuerzas federales como El Ejército, La Marina y La Policía Federal, es como se mantienen las instalaciones del penal del Altiplano, Almoloya de Juárez, luego de que fue detenido por tercera ocasión y reingresado a dicha cárcel el líder del Cártel de Sinaloa Joaquín “El Chapo” Guzmán,  la madruga de ayer.

El esquema de vigilancia se ha mantenido sin mayor movimiento, al igual que pasó a la llegada de “El Chapo” al Cefereso 1 de la entidad,  mediante el despliegue de cuatro helicópteros y vehículos de distintas corporaciones de seguridad federal.

En un recorrido realizado por el equipo de 8 Columnas, desde las primeras horas de ayer 9 de enero, la vigilancia y seguridad en la zona del Altiplano se limitó a un filtro de revisión comandado por el Ejército Mexicano de apenas cuatro elementos.

A la llegada de la cárcel un tanque militar y una camioneta, como comúnmente se lleva acabo, se encuentran estacionados con cuatro castrenses más que vigilan la circulación de ciudadanos y familiares de reos del penal en la zona.

Por su parte, elementos Policía Federales se reducen a no más de 10, quienes realizaban recorridos y rondines de vigilancia cotidianos, que no causaba la curiosidad de los colonos de la región.

Mientras que la presencia de medios de comunicación nacionales y locales conforme pasaron las horas se incrementó quienes una vez de haber recabado  información de la situación jurídica de “El Chapo” Guzmán se alejaban del lugar.

Por otra parte las carreteras aledañas al Cefereso 1 se mantuvieron como cotidianamente sin la presencia de elementos de las fuerzas federales.