Me satisface que la gente se emocione con mis algodones multicolor

0
185
FOTO: Victoria Acevedo

 Por Victoria Acevedo

No hay duda de que el virus ha sido un golpe para la industria libre de impuestos, en todos los ámbitos, en especial en las ferias y todo su entorno, como en la venta de los algodones de azúcar.

Fernando Malváez Bastida, micro empresario, busca innovar al vender globos de azúcar gigantes en los pueblos mágicos, “la intención es que la gente se emocione y tenga un poco de alegría, ante la depresión que nos dejó la pandemia, que le llame la atención con más color, que agrade a la vista, resaltando los sabores de fresa y vainilla y, por supuesto, el de chicle, que es el favorito, a un precio módico de 20 pesos”.

En décadas, el globo de azúcar ha sido preferido por los pequeños, que en su consumo moderado no afecta las caries y sí lleva alegría.

Me satisface que la gente se emocione con mis algodones multicolor - Oct 5, 2021
FOTO: Victoria Acevedo

Con un soplete, plata de luz y gas, Malváez busca el punto de ebullición y la consistencia exacta, para vender los vistosos algodones en los días de mercado, porque las ferias aún siguen vetadas, “que es su nicho de ventas”, dijo el experto.

La inversión de este negocio es de aproximadamente 300 pesos por día, no obstante, cuando van a los pueblos mágicos se colocan en las orillas y, en ocasiones, llegan a pagar cuotas de hasta mil 500 pesos por 3 días.

Finalmente, el algodonero comentó que su producto es muy rico, y que puede llevarlo a XV años, bautizos, bodas y lo que guste el público.