Perros de la calle, también son agradecidos

0
116
FOTO: Especial

 

Guadalupe de la Cruz

Galleta, una perrita de apenas tres meses de edad fue abandonada en un cementerio, logró ser adoptada y contar con una familia que la quiere, la respeta y se hace responsable, donde además tiene un techo y comida.

Es una cachorrita inquieta, juguetona y ansiosa por dar amor a sus nuevos dueños, además no llegó a reemplazar a nadie sino a sumarse a la familia donde keilly, una pastor australiano la recibió con los brazos abiertos.

La pastor, también conocida como ovejera, recibió a la cachorrita sin refunfuñar, ya que sabe lo que significa ser rescatada del maltrato, ya que hace más de tres años tambien fue rescyada y llevada a un nuevo hogar, donde es cuidada y querida.

Cabe mencionar que en diversas ocasiones tanto autoridades municipales y estatales han promovido la adopción de perros abandonados, con el único fin de brindarles un hogar digno; asimismo han emprendido campañas de vacunación como de esterilización con el fin de que no se reproduzcan si siguen en la calle.

Por ejemplo la Asociación Pocas Pulgas, Institución de Asistencia Privada (IAP), alberga a perros y gatos en situación de calle, quienes en todo momento han solicitado a la población hacerse responsables si desean tener una mascota y no abandonarla cuando creen que ya no pueden con ellos.

Actualmente, está IAP alberga a 35 perros y a tres gatos que cuentan con su protocolo sanitario de vacunas y desparasitación y que, además, están distribuidos en diferentes áreas acordes a su temperamento y empatía con otros animales. Los animales son alimentados gracias al apoyo mensual que otorga la empresa Purina.