¡Salvajismo!

1
101
Crispación… Un nuevo hecho de violencia con desenlace fatal, estuvo a punto de ocurrir en la comunidad de Tlachaloya, municipio de Toluca, luego de que dos mujeres policías fueron retenidas por la comunidad que intentó ejercer el acto de linchamiento. Después de un operativo en el que se registraron acciones turbias, las dos ministeriales fueron rescatadas con vida. (Foto: Juan HERNÁNDEZ)

Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

 

  • A punto de ser linchadas dos policías ministeriales en Tlachaloya; rescate a tiempo.
  • Pobladores destrozaron dos patrullas; accidentando entre piedras y lacrimógeno.

 

    Luego de que por más de 10 horas una turba enardecida de habitantes de Tlachaloya, retuviera a dos mujeres Ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), más de 500 policías estatales lograron rescatarlas sanas y salvas, aunque durante el operativo un ciudadano salió herido por una bala de gas lacrimógeno.

De acuerdo a versiones de los vecinos de la localidad, los hechos ocurrieron la madrugada de este 23 de octubre, cuando según su dicho, agentes de la Procuraduría mexiquense intentaron culpar a unos ciudadanos del robo de varios kilos de cable eléctrico, que detonó la furia de los colonos.

Por lo anterior los habitantes se abalanzaron contra los elementos ministeriales logrando capturar a dos mujeres, a quienes mantuvieron retenidas por más de 10 horas, lo cual derivó en que la fuerza del estado sitiara la localidad de la capital mexiquense.

Debido a la tensión generada en la zona el alcalde de Toluca, Braulio Antonio Álvarez Jasso y el comisionado estatal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Valiente Hernández, acudieron al diálogo, aunque fue hasta el despliegue de 500 oficiales que la ciudadanía cedió a mantener privados de la libertad a las servidoras públicas.

Durante el operativo los colonos de Tlachaloya continuaron renuentes al comenzar a aventar pierdas contra los elementos de seguridad, quienes al reprimir la agresión comenzaron a lanzar gas lacrimógeno, que derivó en que un ciudadano saliera lesionado, aunque de inmediato fue atendido y traslado a una clínica.
En el lugar de los hechos quedaron dañadas dos patrullas de la PGJEM, así como piedras que fueron utilizadas para presionar a la autoridad.